03 junio 2016

¡Feliz Día del Sagrado Corazón de Jesús!

En el Día del Sagrado Corazón de Jesús, reflexionemos que lo que nos dá Jesús en la Sagrada Comunión es Él mismo, todo Él, y también su Corazón!

 "Mi carne es verdadera comida y mi sangre verdadera bebida", v.55.
"Quien come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna y yo le resucitaré en el último día." Juan 6, 54.

En el milagro eucarístico que ocurrió en Buenos Aires, Argentina en 1996, de una hostia que se cayó y la persona ya no la quiso porque se había caído al suelo, sin pensar que NO ES UNA GALLETA es NUESTRO JESÚS VIVO en ESA HOSTIA, así que la pusieron en agua como ordena la Iglesia en esos casos y al volver a verla se había CONVERTIDO EN CARNE Y SANGRE, lo cual se llevó a investigar y lo que se encontró fue que era tejido del ventrículo izquierdo o sea del corazón.

Aquí una parte de lo que se encontró:

"ANÁLISIS DE UN CARDIÓLOGO FAMOSO del Milagro Eucarístico

Cinco años mas tarde en 2004, el Dr. Gómez se contactó con el Dr. Frederick Zugibe y le pidió evaluar una muestra de prueba, una vez más sin decirle nada acerca de la muestra o de su origen.

El Dr. Frederic Zugibe, un cardiólogo reconocido y patólogo forense, determinó que la sustancia analizada era de carne y sangre que contiene el ADN humano. Zugibe declaró que, “el material analizado es un fragmento del músculo del corazón que se encuentra en la pared del ventrículo izquierdo, cerca de las válvulas. Este músculo es responsable de la contracción del corazón.

Hay que tener en cuenta que el ventrículo cardíaco izquierdo bombea sangre a todas las partes del cuerpo. El músculo cardíaco está en una condición inflamatoria y contiene un gran número de células blancas de la sangre. Esto indica que el corazón estaba vivo en el momento en que se tomó la muestra. 

Mi argumento es que el corazón estaba vivo, ya que las células blancas de la sangre mueren fuera de un organismo vivo. Él requiere de un organismo vivo para mantenerlo. Por lo tanto, su presencia indica que el corazón estaba vivo cuando se tomó la muestra. 

Lo que es más, estas células blancas de la sangre habían penetrado el tejido, lo que indica, además, que el corazón había estado bajo estrés severo, como si el propietario hubiera sido severamente golpeado en el pecho“.  Y cual sería su SORPRESA DEL CARDIÓLOGO AL SABER LA PROCEDENCIA DEL TEJIDO, que era de una HOSTIA que se convirtió en CARNE Y SANGRE.

Aquí puedes leer el artículo completo acerca de ese milagro: http://www.palpitalavida.com/archives/6873  http://www.soldadosdigital.com/2010/refugio/refugio06-08-10.htm
Video: https://www.youtube.com/watch?v=qbg_dhI4XCs

Como vemos Jesús está presente en la Hostia y se ha quedado ahí para ser el alimento de nuestra alma, para ser lo que nos da vida y nos ayuda a vivir y a hacer la Voluntad de Dios, para que tengamos vida y vida en abundancia!

En este día del Sagrado Corazón de Jesús te invito a que hagas una buena confesión y recibas a Nuestro Señor que tan contento viene a darte vida a tu alma y acompañarte y consolarte de todas las tribulaciones y sufrimientos que todos tenemos en la vida.

Quien mejor que Él que nos conoce y sabe todo de nosotros.
El está ahí vivo y presente.
"Quien come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna y yo le resucitaré en el último día." Juan 6, 54.

¿Qué quiere decir Jesús con "venid a mí"? Él mismo nos revela el misterio más adelante: "Yo soy el pan de vida. El que venga a mí, no tendrá hambre, el que crea en mí no tendrá nunca sed." Juan 6, 35. Jesús nos invita a alimentarnos de El.
...Es en la Eucaristía, donde nos alimentamos del Pan de Vida que es Jesús mismo...

"Cristo realmente presente bajo los velos de simples y materiales apariencias, Cristo-Pan, Cristo-Vino es verdadera comida y verdadera bebida para el hombre que tiene hambre y sed de lo infinito. Sólo Él, Cristo, puede colmar la necesidad de eternidad del corazón humano; sólo Él, Cristo, es total realización de todas sus aspiraciónes y prenda segura de inmortalidad. Sólo Cristo es el Camino, la Verdad y la Vida (Jn. 14,6) para los que comen su carne y beben su sangre."

"No olvidéis jamás: Cristo, que nos nutre bajo las especies consagradas, es el mismo que viene a nuestro encuentro en los acontecimientos cotidianos; está en el pobre que tiende la mano, está en el que sufre e implora ayuda, está en el hermano que pide nuestra disponibilidad y espera que le acojamos. Está en el hombre, en todo ser humano, incluso en el más pequeño e indefenso."

"¡Misterio profundo de vida! ¡Impenetrable misterio de amor!.. La Eucaristía nace del amor y sirve al amor, definitivo mandamiento de la Nueva Alianza." (Juan Pablo II en Orvieto, Italia). EWTN




No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Su comentario es importante para mí.
Gracias