30 mayo 2014

Mensaje de María Reina de la Paz del 25 de mayo de 2014



   ¡Queridos hijos! 

Oren y sean conscientes de que ustedes sin Dios son polvo. Por lo tanto, dirijan sus pensamientos y su corazón a Dios y a la oración. Confíen en Su amor. 

En el Espíritu de Dios, hijitos, están todos ustedes invitados a ser testigos. Ustedes son preciosos y yo los invito, hijitos, a la santidad, a la vida eterna. 

Por lo tanto, sean conscientes de que esta vida es pasajera. Yo los amo y los invito a una vida nueva de conversión. 

Gracias por haber respondido a mi llamado.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Su comentario es importante para mí.
Gracias