25 mayo 2014

Apocalipsis - Juan Antonio Mena (MV España)

3 comentarios:

  1. Anónimo10:13 p.m.

    Por favor comente la diferencia entre dogma y doctrina...pablo hace enfasis de guardar la sana doctrina y no hay pasajes que hable sobre la importancia de los dogmas.
    Aun Jesús amonesto por la tradicion de los ancianos, que iban contra la esencia de la ley.

    ResponderEliminar
  2. La doctrina son las enseñanzas de la Iglesia, y dogma son las verdades que hemos de creer.

    La palabra "dogma" ha sido rechazada o despreciada en algunos círculos, tal vez por no comprenderla. Los católicos entendemos por dogma, una verdad revelada por Dios y como tal, propuesta por la Iglesia a nuestra fe. Como cualquier verdad científica, hay que creerla por el simple hecho de ser verdadera. La razón nos exige creer que 2 más 2 son 4. La Iglesia no "impone" las verdades de la FE; las propone y las demuestra.
    Las enseñanzas de la Iglesia Católica, extraídas con toda fidelidad de la Biblia y de la tradición, forman lo que llamamos un cuerpo de doctrina. Lo que más nos debe llamar la atención es en primer lugar, su coherencia y fidelidad a través de los siglos. La doctrina católica no ha variado en 2000 años, aunque sí ha evolucionado incorporando los conocimientos nuevos que la ciencia aporta. Con gran prudencia ha sabido aplicar sus principios inmutables a circunstancias nuevas.

    En segundo lugar, debemos hacer notar, que la doctrina católica es completa e integral. No solamente propone una serie de verdades, sino que desde el principio ha enseñado a la humanidad a vivir de esas verdades aplicándolas a la vida diaria. Y no solamente eso, sino que también proporciona al hombre los medios para vivir dichas verdades.

    CONCLUSIÓN

    El catolicismo, fundado por Nuestro Señor directamente, es la única religión verdadera y contiene todo lo necesario para la obtención de nuestro último fin: la Gloria Eterna.

    1.- Verdades reveladas por Dios (DOGMA), que debemos creer por la misma fuerza de ser verdaderas.

    2.- Mandamientos ordenados por Dios para nuestro bien (MORAL) que debemos obedecer para salvarnos.

    3.- MEDIOS DE SANTIFICACIÓN para poder dominar nuestras malas inclinaciones y obtener la vida Divina que Dios nos ofrece (SACRAMENTOS Y DEVOCIONES).

    El verdadero católico es el Cristiano por excelencia. Y al mismo tiempo el que quiera ser auténtico Cristiano, debe pertenecer a la Iglesia católica.

    Por desgracia se da el caso de muchos "católicos" que en realidad son muy poco cristianos. Su vida personal deja mucho que desear y son un escándalo para todos. No viven en la gracia de Dios, no frecuentan los sacramentos y basan su pobre religiosidad en prácticas externas, que no los comprometen a cambiar de vida, a convertirse a Dios. Es más cómodo llevarle veladoras a una imagen que confesar los pecados a un sacerdote que seguramente exigirá cambios profundos.

    Hay que reconocer que junto a esos malos católicos, hay protestantes de una vida intachable. Alejados de los sacramentos, encuentran sin embargo en la Biblia la fuerza necesaria para portarse bien. No es de extrañar, por lo tanto, que personas ignorantes en religión, se sientan atraídas a una secta que parece ser más eficaz que el catolicismo.

    Quiera Dios que tanto los católicos, como los demás Cristianos separados, busquemos honestamente la verdad de Cristo y nos encontremos todos en la gracia de Dios y al final en la casa del Padre Eterno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. fuente: http://www.laverdadcatolica.org/LaDoctrinaCatolica.htm

      Dios le bendiga

      Eliminar

Su comentario es importante para mí.
Gracias