09 diciembre 2013

Mensaje de María Reina de la Paz del 2 de diciembre de 2013



   
    Queridos hijos, con amor y paciencia de madre, veo vuestro incesante vagar y cuán perdidos están. Es por esta razón que estoy con ustedes. 

Deseo primero que se encuentren y se conozcan a ustedes mismos para que puedan así reconocer y admitir –honestamente y de todo corazón- todo lo que no les permite plenamente conocer el amor del Padre Celestial. 

Hijos míos, al Padre se lo conoce por medio de la cruz. Por eso, no rechacen la cruz. Esfuércense, con mi ayuda, por comprender y aceptar la cruz. 

Cuando la lleguen a aceptar también comprenderán y amarán al Padre Celestial; caminarán con mi Hijo y conmigo; se diferenciarán de aquellos que no han llegado a conocer el amor del Padre del Cielo; de aquellos que lo escuchan pero no lo comprenden, de aquellos que no caminan con Él y no logran conocerlo. 

Deseo que lleguen a conocer la verdad de mi Hijo y sean mis apóstoles; que, como hijos de Dios, se eleven por encima del modo de pensar humano y, siempre y en todo, busquen el modo de pensar de Dios en cada ocasión. 

Hijos míos, oren y ayunen para que puedan reconocer todo lo que busco de ustedes. Oren por sus pastores y anhelen conocer el amor de vuestro Padre Celestial, en unión con ellos. Gracias.

Dado a Mirjana 

                                  www.MensajerosdelaReinadelaPaz.org

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Su comentario es importante para mí.
Gracias