21 julio 2013

Lucha espiritual sin tregua 24/7





La mentalidad pagana del mundo movida por el demonio combate a través de los medios de comunicación contra los 10 Mandamientos que Nuestro Buen Dios nos ha dado, de lo cual hay que estar bien conscientes para no dejarnos envolver por ninguna de esas trampas.

Al mandamiento de Dios: “No tendrás otro Dios más que a Mí”, construye otros falsos ídolos, frente a los cuales, hoy muchos se postran en adoración.
Idolos del entretenimiento: celebrities, artistas de tv y cine, deportistas. Hacen ídolo al dinero, al poder, al sexo.

A mandamiento “No tomar el nombre de Dios en vano”, se opone con las blasfemias contra Dios y contra su Cristo, de muchas maneras engañosas y diabólicas, hasta reducir a un marco indecoroso Su nombre, y hacer películas sacrílegas sobre su Vida y su Divina Persona.

Al mandamiento: “Acuérdate de santificar las fiestas”,  transforma el domingo en “week-end”, en el día del deporte, de las corridas, de los juegos, de las diversiones.

Al mandamiento “Honra a tu padre y a tu madre”, contrapone un modelo nuevo de familia fundado sobre la convivencia hasta de homosexuales.

Al mandamiento: “No matar”, ha logrado hacer legitimizar en todas partes, el aborto, hacer acoger la eutanasia, hacer desaparecer el respeto debido al valor de la vida humana.

Al mandamiento: “No cometer actos impuros”,  justifica, exalta y hace propaganda de toda forma de impureza, hasta llegar a la justificación de los actos contra natura.

Al mandamiento “No robar”, obra para que se difundan cada vez más los hurtos, la violencia, los secuestros, y las rapiñas.

Al mandamiento: “No dar falso testimonio ni mentir”,  obra para que se propague cada vez más la ley del engaño, de la mentira, del fingimiento.

Al mandamiento: “No desea los bienes ajenos y la mujer de tu prójimo”, obra para corromper lo profundo de la conciencia, engañando la mente y el corazón del hombre.

De esta manera, las almas son impulsadas por el camino perverso y malo de la desobediencia a la Ley del Señor, son sumergidas en el pecado, y así se les impide recibir el Don de la Gracia y de la Vida de Dios..

A las siete virtudes... opone la difusión de los siete vicios capitales

A las siete virtudes teologales y cardinales, que son el fruto de vivir en Gracia de Dios,
opone la difusión de los siete vicios capitales, que son el fruto de vivir habitualmente en estado de pecado.



A la Fe, opone la soberbia;

a la Esperanza, la lujuria;

a la Caridad, la avaricia,

a la Prudencia, la ira;

a la Fortaleza, la pereza;

a la justicia, la envidia;

a laTemplanza, la gula.



Aquel que se hace víctima de los siete vicios capitales es conducido gradualmente a abandonar el culto debido al único Dios, para darlo a falsas vanidades, que son la personificación misma de todos los vicios.

En esto consiste la blasfemia más grande y horrible. 

*Basado en un mensaje dado al P. Gobi.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Su comentario es importante para mí.
Gracias