26 febrero 2013

Mensaje del 25 de Febrero de 2013

“Queridos hijos: También hoy os invito a la oración. 

El pecado os atrae hacia las cosas terrenales, yo, por el contrario, he venido a guiaros hacia la santidad y hacia las cosas de Dios; sin embargo, vosotros os resistís y desperdiciáis vuestras energías en la lucha entre el bien y el mal que están dentro de vosotros. 

Por eso hijos míos, orad, orad, orad hasta que la oración se convierta para vosotros en alegría, así vuestra vida se convertirá en un simple camino hacia Dios. 

¡Gracias por haber respondido a mi llamada!”.

Comentario 

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Su comentario es importante para mí.
Gracias