01 diciembre 2012

La Cruz en mi bolsillo

Llevo una cruz en mi bolsillo
un recordatorio de que soy cristiana.
No importa donde me encuentre.

Esta pequeña cruz no es mágica
ni es un talismán de buena suerte.
No esta hecha para protegerme de todo daño.

No es para identificación, para que todo el mundo la vea.
Es simplemente un acuerdo entre mi Salvador y yo.

Cuando meto la mano en mi bolsillo
para sacar una moneda o una llave,
la cruz esta ahí para recordarme que El se sacrificó por mí.

Me recuerda también dar las gracias por mis bendiciones diarias
y esforzarme por servir a Dios mejor en todo lo que digo y hago.

También es un recordatorio diario por la paz
y el bienestar que comparto con quienes conocen al Señor y se entregan a su cuidado.

Por lo tanto, llevo una cruz en mi bolsillo.
Recordándome a mí sola que Jesucristo será Señor de mi vida
únicamente con permitirle que lo sea.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Su comentario es importante para mí.
Gracias