01 octubre 2012

Oración de Santa Teresita

Desde hace tiempo, soy devota de Santa Teresita del Niño Jesús, por herencia y por agrado. He leído la vida de esta santita y me ha impresionado mucho.

Aquí una oración muy bonita que ella compuso:

"Que las cosas de la tierra no lleguen nunca a turbar mi alma, y que nada turbe mi paz.
    Jesús no pido más que la paz, y también el amor,  un amor infinito y sin más fronteras que tú mismo, um amor cuyo centro no sea yo sino tú, Jesús mío."



Cuántas cosas tenemos por aprender de estas vidas ejemplares, personas comunes que supieron hacer de su vida un campo de batalla, contra ellos mismos, me refiero sus malas inclinaciones y pecados, y contra el demonio.

Personas que lucharon y no se cansaron, y cuya memoria sigue presente en nuestro tiempo por una sola razón, ellos dieron importancia a lo que realmente importa: a Dios. Y vivieron lo que creían.

A veces que pienso en los santos que están en los altares, como las estrellas, a veces hay estrellas que ya no están, ya no existen, pero aún su luz nos llega de lejos, es así con los santos, su cuerpo y su vida material ya no existen pero de lejos nos llega su luz, la luz de sus obras que hicieron hace tanto tiempo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Su comentario es importante para mí.
Gracias