25 septiembre 2012

Testimonio de vida: Olga Bejano


 Pensamientos de Olga Bejano

Desearía gritar que valoren su vida, que la sepan vivir sanamente, que vivan en paz y que sepan ser felices con lo que son y con lo que tienen. Que aprendan a ser felices y así podrán hacer felices a los demás. No se puede dar lo que no se tiene”

Cada día que comienza tengo nuevos sufrimientos, pero no importa estoy convencida de que la vida vale la pena [...] Inevitablemente el dolor te conecta con Dios.

"El alma es más fuerte que el cuerpo", mi madurez espiritual y crecimiento personal han sido motivados por el sufrimiento y por la superación personal día a día. Mi alma es fuerte, luchadora, alegre, trabajadora y con una Fe y Confianza fuertes en Dios, en la Virgen María, en el Espíritu Santo y en mi Ángel de la Guarda.

Mi oración es algo constante, no falta en ninguno de mis días. Desde que descubrí a Dios me sucede algo similar a cuando una persona se enamora: me levanto pensando en Él, durante el día pienso en Él y al acostarme, cuando más relajada estoy, en la oscuridad y el silencio es cuando Él se siente mejor para hacerse oír. En la oración lo que cuenta no es lo que nosotros hacemos, sino lo que Dios hace en nosotros durante ese tiempo. Cuando rezo le pido fuerzas a Dios para que me ayude a llevar una Cruz que cada día pesa más.

Tampoco dejo que la añoranza de sueños que no puedo cumplir me quite la paz y me abandono en la Confianza, en la Divina Providencia de Papá Dios. Dios es quién más sabe de mi. Un día soñé que el Señor me decía que iba a sufrir mucho, pero que mi sufrimiento iba a ser muy fértil. El tiempo le está dando la razón y es verdad que está dando sus frutos.

Cualquier vida es única e irrepetible y tiene tanto valor como otra. Si hubiese una vida sin importancia, ninguna sería importante.
 Sólo el que sufre sabe entender el sufrimiento. Mi vida es luchar, sufrir y escribir.

Vivo el presente las 24 horas.
 ¡No pienses en el pasado ni en el futuro!. ¡Vive el presente!.

Tengo ganas de irme, pero Dios dispondrá de mi hora.
Como a cualquier ser humano, no me gusta sufrir. Respeto y entiendo a las personas que solicitan la eutanasia. A mí, en más de una ocasión, me han dado ganas de tirar la toalla, pero ahora sé que si sigo aquí es por algo, porque ocasiones para fallecer las tengo un día sí y otro también.
 Mi materia está presa pero mis pensamientos y sentimientos son libres. Nadie puede pensar o sentir por mí. 

En eso y sólo en eso soy libre. No faltan los que opinan que soy un vegetal y que mi vida no tiene valor ni sentido, pero un vegetal que piensa y siente puede ser capaz de escribir y hacer pensar y sentir a los demás.
Cada mañana siento que estoy viva, aunque mi cuerpo está paralizado… A pesar de todas esas limitaciones, mi corazón sigue latiendo y sintiendo…

 
Un día más, puedo volver a ver a mis seres queridos, amigos y conocidos.
Un día más, tengo la oportunidad de crecer como persona y madurar espiritualmente para ir acercádome más a Dios.
Un día más puedo ser lluvia, en vez de ver llover.

De mi cabeza sale todas las mañanas una mariposa que va a Cristo, le da un beso de mi parte y le dice: 
“Me ha dicho Olga que, por favor, seas su Cirineo y a ratitos le cojas la cruz, sobre todo cuando escriba…” Por útimo, va volando al Espíritu Santo y le pide que me inspire lo que debo pensar, callar y escribir para procurar el bien de todas las almas y el mí propio; sobre todo en días como hoy, en que me cuesta tanto escribir porque físicamente estoy hecha unos zorros.

A pesar de mis 20 años de ‘arresto domiciliario’ no soy la típica enferma que se deprime, llora o se victimiza. Por el contrario, procuro que mi familia, mi enfermera y mis amigos siempre me vean lo mejor posible aunque, como todo el mundo, tengo dís mejores y peores.

En vez de hablar de ‘muerte digna’, se debieran ofrecer ayudas para facilitar la ‘vida digna’
La vida es el don más preciado que Dios nos da y depende de cómo la viva cada uno puede ser el más desgraciado del planeta o el más feliz.

Sin Dios nada vale la pena, búscalo como si quisieras encontrar las llaves en el fondo del mar.

Cuando me vuelva a ver de nuevo en el túnel de luz, le diré a mi guía: ¡Otra vez estoy aquí!. Me dijiste que la próxima vez que nos viéramos no tendría que volver. Aquí de nuevo estoy, pero esta vez traigo hechos los deberes.

Libros

Su Fe en Dios, su enorme fortaleza y su maravilloso sentido del humor le ayudaban a vivir cada día. Escribió cuatro libros, "Voz de Papel" , "Alma de Color Salmón", "Los Garabatos de Dios" y "Alas Rotas" que se acaba de publicar. Libros que provocan una adicción tremenda y que cuando empiezas a leerlos no puedes despegarte de ellos. Te contagiarán su alegría y sobre todo sentirás una profunda admiración.


Pero, ¿Quién fué Olga Bejano?


MADRID, 05 Dic. 08 / 05:54 pm (ACI).- La autora española Olga Bejano falleció hoy, luego de 20 años de padecer una enfermedad neuromuscular que la dejó muda, ciega y prácticamente inmóvil.

Ella desarrolló un método para comunicarse con el mundo a través de los impulsos de una de sus rodillas, escribió varios libros y abogó por la defensa de la vida hasta su término natural.

Según informó El Semanal Digital, la salud de Bejano se complicó esta semana con una fuerte neumonía y una fiebre muy alta, "lo cual precipitó de forma irreversible la parada cardiorrespiratoria que acabó con su vida en la madrugada de este viernes".

La escritora contrajo en 1987 una enfermedad neuromuscular que paralizó prácticamente todo su cuerpo, respiraba artificialmente y se alimentaba a través de una sonda.

"Encontró un método para comunicarse con el mundo: haciendo unos garabatos aparentemente incomprensibles con los impulsos de su rodilla, que sus distintas enfermeras aprendieron a traducir lentamente al abecedario.

Gracias a este original sistema, Olga había publicado con gran éxito tres libros: Voz de papel, Alma de color salmón y Los garabatos de Dios, algunos de ellos traducidos y publicados fuera de España, con lo que su autora adquirió relevancia internacional. Su tercera obra es una lúcida reflexión sobre la grandeza y los límites del ser humano, y especialmente sobre la capacidad de superación de las personas. Actualmente se encontraba escribiendo su cuarto libro, titulado Alas Rotas", agrega el medio.

Los funerales de Olga Bejano se celebrarán el sábado a las once de la mañana en la iglesia de Santiago de Logroño. En los últimos tiempos, la autora protestó públicamente por una disputa político-administrativa en el Gobierno de la Rioja que le impedía contar con una enfermera todos los días y le obligaba a estar en cama la mayor parte del tiempo. Por ese motivo, Bejano había decidido devolver la Medalla de Oro de La Rioja, que le había sido concedida hacía diez años.

Los libros de Bejano han sido editados por LibrosLibres.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Su comentario es importante para mí.
Gracias