20 septiembre 2012

¿Qué es la conversión?


Cuando hablamos de que una persona se ha convertido, dentro de la religión católica, significa ir por un camino equivocado y volverse al buen camino. Tener una conducta indebida y empezar a portarse bien. Haberse alejado de Dios por las malas obras y acercarse otra vez a El, por medio de la oración, y el arrepentimiento y la buena conducta.

Todos en algún momento de nuestra vida pasamos (si queremos) por una etapa de conversión.
 Dios siempre nos espera, El mejor Padre amoroso.


La imagen más perfecta de la conversión es la del hijo pródigo. Tambien la de la pecadora arrepentida, narrada por San Lucas Cap.7

¿Por qué es tan importante la conversión?

Una cosa es muy importante si Dios la considera muy importante. Y en la Sagrada Escritura se enseña que para Dios, lo más importante que puede hacer una persona es convertirse de su vida de pecado y empezar una vida llena de buenas obras.

Ejemplos de la Biblia acerca de la importancia que Dios le dá a la conversión:

a) Todos los profetas del antiguo testamento insisten que lo que Dios más desea de nosotros es que abandonemos nuestra vida de pecado y empecemos a portarnos de la mejor manera posible. Eso es la conversión o penitencia. (Jeremías, Isaías, Daniel, Ezequiel, Amós, Jonás, Oseas, Miqueas, etc.)

b) Jesucristo inició su predicación con estas palabras. “Es necesario convertirse” (S. Marcos 1,15) y repetía: “Si no se convierten y no cambian de conducta: todos ustedes perecerán.” (Luc. 13,3)

c) San Pedro en su primer sermón luego de recibir al Espiritu Santo, lo que dijo a la gente fue: “Es necesario convertirse, dejar la vida de pecado que hemos llevado y empezar una vida buena como Dios quiere” (Hechos 2, 38)

d) La Iglesia Católica durante veinte siglos siempre ha enseñado que lo mejor que podemos hacer para agradar a Dios es: “Abandonar nuestra vida de pecado y empezar una vida de santidad y buenas obras” Esto se llama conversión.

Fuente: P. Eliecer Salesman. Libro Militantes de Cristo.

2 comentarios:

  1. Anónimo1:54 p.m.

    Dios tiene un plan para nosotros y su amor es infinito. Que Dios os bendiga!!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por su comentario!

    ResponderEliminar

Su comentario es importante para mí.
Gracias