21 septiembre 2012

El verdadero amor



Amar no es solo decirlo, es vivirlo, pensar más en los demás que en uno, 
pensar primero en el otro que en mí. 
Hacer lo mejor para todos, para el otro y no solo para mí.

Es poner en práctica “amar a Dios sobre todas las cosas y  al prójimo como a uno mismo.”

Si uno ama a Dios, no querrá ofenderlo. 
Si uno ama al prójimo no querrá ofenderlo. 
Si uno se ama a uno mismo buscara lo verdaderamente mejor para uno, en orden a la salvación.

Siempre vivir en la perspectiva adecuada, hacia Dios.
Sacrificarse por el otro, para su mayor bien, no temporal sino eterno.
Buscar las cosas de arriba. Dios nos espera en el cielo para amarnos y ser felices con Él para siempre.
Felicidad sin fin. Dicha infinita.
El verdadero amor, verdadero amar. Luchar sin cansarse, para ser felices… para siempre.


2 comentarios:

  1. Anónimo1:50 p.m.

    Nadie nos ama como él. Reencontrarme con el Señor está siendo lo más maravilloso que le està pasando a mi alma. No hay dia que no le agradezca a Dios!!! Que Dios os bendiga!!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario!
    Dios te bendiga y te llene de su paz.
    saludos

    ResponderEliminar

Su comentario es importante para mí.
Gracias