07 agosto 2012

Reglas para tener tranquilidad interior


Nunca odies. ¿Quién vive con más paz interior, el que odia o el que es odiado?

Nunca envidies. ¿Quién vive mejor, el que envidia o el que es envidiado?

Sé humilde. ¿A quién se le quiere más, al orgulloso o al humilde?

Nunca mientas. ¿Quién vive más preocupado, el que miente o el que es mentido?

Nunca aborrezcas. ¿Quién vive mejor el que es aborrecido o el que aborrece?

Nunca te preocupes por lo que ya pasó. ¿A caso puedes cambiar el pasado?

Nunca te preocupes por el que viaja. ¿A caso lo puedes cuidar desde donde estás?

Nunca te preocupes por algo de lo cual no puedas hacer. No vale la pena preocuparse por cosas así.

Nunca te preocupes por lo que vas a hacer. Solo hazlo.

Nunca peques. El pecado es la mayor causa de infelicidad.

Ama a Dios con todo tu corazón y deja que Él maneje tu vida.

Ni vivas de la felicidad pasajera. Pues ésta acaba pronto.

Ama a tu prójimo como a ti mismo y verás que el prójimo te amará a ti.

Que tu rostro siempre demuestre una sonrisa interior. Te ayudará a ser feliz.


Autor: Germán Darío Montoya

Fuente: Libro Como vencer las preocupaciones. D. Carnegie y E. Sálesman.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Su comentario es importante para mí.
Gracias