01 junio 2012

La Astronomía es ciencia; la Astrología, en la que se basan los horóscopos, cuento.


Esto lo confirman dos científicos serios de los Estados Unidos de América. Como nos comenta en su libro "Para salvarte" el estimado Padre Jorge Loring:

"No es lo mismo Astronomía que Astrología. La Astronomía es ciencia; la Astrología, en la que se basan los horóscopos, cuento.

Así opinan Shawn Carlson, Físico de los Laboratorios Lawrence Berkeley (California) y Andrew Fraknoi, responsable de la Sociedad Astronómica del Pacífico.

Recientemente doscientos cincuenta y ocho científicos del mundo entero han firmado un manifiesto a la prensa para desengañar al pueblo crédulo que se fía de la Astrología, debido a la propaganda que hacen de ella los medios de comunicación. Entre otras cosas, en este manifiesto se dice lo siguiente:

«Es simplemente un error imaginar que las fuerzas ejercidas por las estrellas y los planetas en el momento del nacimiento, pueden, de alguna forma, determinar nuestro futuro.

Tampoco es verdad que la posición de los objetos celestes hagan que ciertos días o períodos de tiempo sean más favorables para emprender algún tipo de actividad, o que el signo bajo el que uno ha nacido determine la compatibilidad de su relación con otras personas...

Creemos llegado el momento de rechazar vigorosamente las afirmaciones pretenciosas de los astrólogos charlatanes.

Quienes continúan teniendo fe en la astrología lo hacen a pesar de que no hay ninguna base científica para sus creencias, y sí una fuerte evidencia de lo contrario»1.

La prueba de que los astros no determinan el futuro de las personas se confirma por el hecho de
que dos hermanos gemelos, que nacieron con la misma estrella, uno tiene una muerte trágica de niño, y el otro tiene una vida larga, próspera y feliz.

El profesor Stanley L. Jaki de la Universidad de Seton Hall de New Jersey. (EE.UU.) manifestó que la astrología carece de fundamento científico .

Creer en los horóscopos es pura superstición. Lo que ocurre es que cuando disminuye la fe en Dios aumenta la credulidad en las supersticiones.

Lo mismo podríamos decir de los futurólogos.

En agosto de 1999 todos los medios de comunicación se hicieron eco de la profecía de
Nostradamus, según la cual el fin del mundo sería el próximo día 11. La profecía fue un fracaso. Por eso hoy seguimos vivos.

Doce personas se suicidaron por miedo a lo que iba a pasar el 11 de agosto.

Para esa misma fecha otros anunciaron una catástrofe en París, hasta el punto de que el célebre
diseñador Rabanne clausuró sus tiendas en París. Tampoco pasó nada catastrófico.

Es curioso que ningún futurólogo avisó del tremendo acto terrorista del 11 de septiembre del año
2001 contra las Torres Gemelas de Nueva York, en el que murieron tres mil personas. No lo dijeron porque no lo sabían. Si lo hubieran sabido, lo hubieran dicho; y además de hacerse famosos, hubieran evitado una catástrofe."

Y todo esto además de que creer seriamente en estos horoscopos o futurologos es un pecado pues cuando se cree y se hace más caso o se vive pendiente de eso que de Dios.

Reflexión extraída del Libro Para Salvarte del P. Jorge Loring SJ en su web puedes bajarlo gratis.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Su comentario es importante para mí.
Gracias