30 mayo 2012

Breves oraciones para la confesión


Para antes del examen

Jesús mío, quiero hacer una buena confesión, ayúdame a hacerla. Ayúdame a recordar los pecados que he cometido desde mi última confesión; ayúdame a dolerme con todo mi corazón de ellos y decirlos bien al Sacerdote. Virgen Santísima, Madre mía, Santo Angel de mi Guarda y todos los Santos del Cielo, rueguen por mí para que haga yo una buena confesión.

Para pedir el dolor de los pecados

Dame Jesús mío, verdadero dolor de todos estos pecados y de los que no me acuerdo; Virgen María, Madre de Dios y Madre mía y todos los Angeles del Cielo, rueguen por mí para que de veras me duela de mis pecados.

Para ofrecer a Dios el dolor de los pecados

Dios mío, siento mucho haber pecado contra Ti porque Tú eres tan bueno y porque me amas tanto y con tu divina ayuda te prometo procurar nunca más ofenderte.

Para antes de confesarse

EL "YO PECADOR"

Yo pecador me confieso a Dios todopoderoso, a la bienaventurada siempre Virgen María, al bienaventurado San Miguel Arcángel, al bienaventurado San Juan Bautista, a los Santos Apóstoles San Pedro y San Pablo, a todos los Santos y a vos Padre que pequé gravemente con el pensamiento, palabra y obra, por mi culpa, por mi culpa, por mi gravísima culpa. Por tanto ruego a la bienaventurada siempre Virgen María, al bienaventurado San Miguel Arcángel, al bienventurado San Juan Bautista, a los Santos Apóstoles San Pedro y San Pablo, a todos los Santos y a vos Padre, que roguéis por mí a Dios Nuestro Señor. Amén.

Al final de la Confesión

EL ACTO DE CONTRICIÓN

Señor mío Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío; por ser Vos quien sois y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberos ofendido; propongo firmemente enmendarme, confesarme y cumplir la penitencia que me fuere impuesta; ofrezco mi vida, obras y trabajos y cuanto bueno hiciere en satisfacción de mis pecados; confío en vuestra Bondad y Misericordia infinitas que me perdonareis y me daréis gracia para enmendarme y perseverar en vuestro santo servicio hasta el último instante y fin de mi vida. Amén.

Para dar gracias después de la Confesión

Te doy gracias, Jesús mío, con todo mi corazón por haberme perdonado mis pecados; te prometo con tu ayuda no volverlos a cometer; ayúdame a corregirme, especialmente de los pecados que más hago, como…

ORACION PARA PEDIR LA GRACIA DE LA COMUNIÓN DIARIA

¡Qué felicidad tan grande sería para mí, Señor, ser del número de aquellos dichosos cristianos a quienes un verdadero amor hacia Ti y un sincero deseo de verse libres de sus debilidades y defectos, y de emplear toda su vida en tu Santo Servicio los lleva todos los días a tu Sagrada Mesa!

¡Qué ventajoso sería para mí recibirte todos los días en mi corazón y teniéndote en él, rendirte mis obsequios, exponerte mis necesidades y participar de las mercedes que concedes a los que diariamente te reciben!

Yo sé bien Señor, que no soy digno de ello; pero también sé que Tú, en tu Misericordia infinita, no instituiste la Sagrada Eucaristía solamente como premio a los buenos, sino también como un auxilio a los pecadores arrepentidos. Es bajo este último concepto que me atrevo a acercarme a tu Sagrada Mesa, en la que espero encontrar el auxilio que necesito para ser bueno, para ser Santo, como Tú quieres que sea, para lo que te pido me concedas el mayor de todos los bienes que podemos alcanzar sobre la tierra: La gracia de recibirte diariamente.

Fuente: La Confesión Folleto EVC No. 252

3 comentarios:

  1. Anónimo11:27 p.m.

    Muy utiles. Muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amén, gloria y alabanza al rey de reyes aquel que por amor ami pecador dio su vida.... Bendito y albado seas mi buen jesús

      Eliminar
  2. Concedeme Señor Dios nuestro la gracia de una buena y pronta confesion . Amen

    ResponderEliminar

Su comentario es importante para mí.
Gracias