30 marzo 2012

No olvidemos a Dios por las distracciones

"En una ocasión me llegó por INTERNET el siguiente cuento:

El demonio reunió a sus tropas para instruirlas sobre la estrategia a seguir, y les dijo: «No podemos impedir que los católicos vayan a la iglesia, oigan sermones, asistan a la misa y recen, pues son personas libres.

Pero podemos aficionarlos a cosas frívolas, y así no tendrán tiempo de ir a la iglesia.

Por lo tanto, aficionarles a mucha televisión, mucho deporte, mucha revista frívola, mucha literatura inútil, muchas diversiones, etc.

De este modo no tendrán tiempo para Dios, y nos será más fácil traerlos al infierno».
Parece que esta estrategia ha dado resultado."

Extraído de:  Libro Para Salvarte, P. Jorge Loring SJ. Num.65.2

1 comentario:

  1. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar

Su comentario es importante para mí.
Gracias