02 febrero 2012

Rezar con el corazón


La Virgen María en Medjugorje ha dicho que lo mejor es que recemos el Rosario con el corazón. Pero ¿cómo es esto?

"Para obtener del santo Rosario toda su eficacia santificadora es evidente que no basta rezarlo de manera mecánica y distraída. Es preciso rezarlo digna, atenta y devotamente. Es decir con el corazón.

Dignamente, es la condición que exige rezarlo de manera decorosa, como corresponde a la majestad de Dios, a quien principalmente dirigimos nuestra oración. El mejor procedimiento es rezarlo de rodillas ante el sagrario – lo que conlleva indulgencia plenaria – o ante una devota imagen de la Virgen o un Crucifijo. No obstante puede rezarse también en otra postura digna.

Atentamente, significa, evitando las distracciones que podría llevar a la irreverencia. A la hora de rezar el Rosario hay que serenarse, entrar dentro de uno mismo y fijar la atención en los misterios de la Vida de Cristo que se enuncian. Al respecto dice la Virgen: “Los fieles deben meditar cada día sobre la vida de Jesús recitando el santo Rosario”.

Devotamente, es la condición, ante todo, de prontitud de ánimo para las cosas tocantes al servicio de Dios. El fin principal de toda oración vocal o mental es unir al alma con Dios, de la manera más íntima posible. Todo lo demás – incluso las gracias que pedimos – es secundario, con relación a esta finalidad suprema." *

He aquí como es rezar con el corazón, y no a las carreras pues me ha tocado varias veces que algunas personas rezan como si estuvieran con mucha prisa y ni piensan lo que dicen solo repiten como pericos. ¿y tú cómo rezas?

*Libro "Oren hijos míos" Mensajes de la Sma. Virgen María Reina de la Paz.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Su comentario es importante para mí.
Gracias