05 febrero 2012

Importancia de la oración


En nuestra vida siempre debemos hacer oración, no importa que en un principio no sepamos como orar, podemos iniciar rezando, tal vez leyendo de un libro, y después veremos los frutos de nuestro esfuerzo y podamos orar naturalmente.

Dice Beata Teresa de Calcuta "Para poder amar hay que tener un corazón puro y rezar. El fruto de la oración es la profundización en la fe. El fruto de la fe es el amor. Y el fruto del amor es el servicio al prójimo. Esto nos trae la paz."1 Como vemos todo inicia desde la oración.

En una ocasión la Madre Teresa se entrevistó con el Cardenal Comastri y "Cuando se encontró con ella, la Madre Teresa le hizo una pregunta que lo dejó “un poco avergonzado”. “¿Cuántas horas al día reza?”, le preguntó.

Entre 1969 y 1970, recordó, la Iglesia pasaba por una época “conflictiva”, por lo que considerándose “casi un héroe”, el entonces padre Comastri le explicó que rezaba la Misa diaria, la Liturgia de las Horas y el Rosario.

La Madre Teresa le respondió rotundamente: “Eso no es suficiente”. “El amor no puede ser vivido de forma minimalista”, le dijo, y le pidió que le prometiera hacer media hora de adoración cada día. “Se lo prometí”, dijo el Cardenal Comastri, “y hoy puedo decir que esto salvó mi sacerdocio”

En esa ocasión, tratando de defenderse, le dijo a la Madre Teresa que pensaba que ella le iba a preguntar cuánta caridad hacía. Ella le respondió: “¿Y crees que si no rezara yo sería capaz de amar a los pobres? Es Jesús el que pone amor en mi corazón, cuando rezo”. El Cardenal Comastri concluyó que “a través de esta pequeña mujer… se nos recuerda que la caridad es el apostolado de la Iglesia, y que la caridad sólo nace si rezamos”.2

Vemos aquí la gran importancia de la oración ante el Santísimo Sacramento, personalmente haré el propósito de ir lo más seguido que pueda.

1. Dos corazones
2. Vida sacerdotal

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Su comentario es importante para mí.
Gracias