31 julio 2011

Dan último adiós a madre india de seis sacerdotes y cuatro religiosas

Publicado en Aciprensa, si esta mujer hubiera utilizado métodos anticonceptivos o abortado, no habría cooperado al plan de Nuestro Señor, que le dió 10 hijos que dedicaron o dedican su vida completamente al servicio de Dios.
Ejemplar!

"ROMA, 25 Jul. 11 / 08:01 am (ACI)


Elizabeth Anikuzhikattil falleció el 14 de julio pasado en Kerala (India) a los 94 años de edad. Esta piadosa mujer católica dedicó toda su vida a atender a su familia y crió 15 hijos, de los cuales seis varones se hicieron sacerdotes –uno llegó a obispo– y cuatro mujeres abrazaron la vida religiosa.

La vida de Aleykutty, como la llamaban sus amigos, ha despertado el interés de católicos en diversos lugares de India gracias a la Congregación Salesiana que le dedicó emotivos obituarios por ser la madre del sacerdote Joseph Anikuzhikattil, rector de uno de sus colegios en el país asiático.

Otro de los hijos de Aleykutty es Mons. Mathew Anikuzhikattil, Obispo católico siro-malabar de Idukki, una diócesis con 170 sacerdotes, donde 260 000 personas (un tercio de la población) son católicos de rito siro-malabar, según informa ReligiónenLibertad.com.

De sus siete hijas, cuatro son religiosas: dos son hermanas del Sagrado Corazón, una salesiana y otra es franciscana misionera de María."

El más joven de sus hijos sacerdotes murió atropellado por un camión en 1992, cuando volvía en motocicleta de dar catequesis en un pueblo. Era misionero de Santo Tomás Apóstol.

El Padre Joseph, rector de un colegio salesiano y doctorado en misionología por la Gregoriana de Roma, recordó su infancia familiar en la selva.

"Él nació en pleno bosque hace 53 años: sus padres estaban entre los pioneros que colonizaron la densa jungla de Idukki. En aquellos días hacían casas en los árboles para defenderse de las fieras y de los elefantes salvajes. "Mi padre, con otros pioneros, limpió el terreno boscoso y se asentaron en Idukki. Recuerdo crecer en una gran casa-árbol", explicó a DonBoscoIndia.com.

Según informa ReL, la valiente Aleykutty dio a luz a 15 bebés en la selva y los crió "con mucho éxito", según afirma el Padre Joseph.

"La prueba más dura para la familia fue quizá cuando en más joven de los chicos, Savio, fue atacado a los 19 años por el síndrome de Gillen Barry, que causa grave debilidad muscular y ataca al sistema nervioso. ‘Estuvo 15 años postrado, y mi madre le cuidó sin que él nunca tuviese ni una llaga por estar en cama’", recuerda el sacerdote.

El Arzobispo de Shillong, cerca a Udukki, Mons. Dominic Jala, recordó a propósito de la muerte de Aleykutty una promesa de San Juan Bosco, fundador de los salesianos: "Un sacerdote es la mayor bendición para una familia y todos los que ofrecen sus hijos a la Iglesia serán bendecidos por muchas generaciones. Tienen el cielo asegurado".

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Su comentario es importante para mí.
Gracias