17 abril 2011

La pelicula EL RITO

(2011 USA Drama | Horror | Thriller)

"Crítica hecha por el Padre Antonio Fortea"

Ayer fuí a ver la película EL RITO. Me saqué la sotana para que no pensaran en el cine que yo formaba parte de algun concurso o alguna promoción. Asímismo por no asustar a las personas de mi alrededor.


Me pareció una película que hará mucho bien, muy recomendable. Es verdad que no es precisa y perfecta como un documental. También es cierto que los documentales suelen ser mas imprecisos que las películas. Pero a pesar de todo me pareció una película recomendable.

El color de la cara de las personas durante los exorcismos no cambia en el modo que nos muestra la película. Tan solo se congestiona la cara por el esfuerzo, pero no ocurre un cambio como en EL EXORCISTA o EL RITO.

La pelicula EL EXORCISMO DE EMILY ROSE es mas exacta que esta última entrega.

Vomitar objetos es algo que ha sucedido alguna vez, pero no es normal. Los objetos vomitados son de muy pequeño tamaño.

Que el exorcista quede poseso no es algo que haya conocido, y he conocido a muchos.

El conocimiento de las cosas ocultas alguna vez puede acaecer, pero como excepción. Las puertas no se cierran solas durante un exorcismo.

Pero a pesar de estas críticas, os puedo asegurar que la persona que tenía al lado no bajo de 100 pulsaciones/minuto durante todo el visionado.

Por una de esas casualidades que tiene la vida, el exorcista Anthony Hopkings iba exactamente vestido como yo al final de película. Es decir, con pantalon negro y la camisa sin solapas que llevamos bajo la sotana.

La película no me entusiasmo, pero desde luego era lo mejor que habia en el cine. Mejor EL RITO que pasar hora y media a oscuras viendo tonterías de dinosaurios, marcianos con antenas en los oídos, o el típico quinceañero que conoce a chica, chico se enamora, problema que hay que resolver, lucha final con el Malvado de turno, y escena final en la que el orden se restaura.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Su comentario es importante para mí.
Gracias