18 septiembre 2010

Libros de Paulo Coelho

Hola, me preguntaba acerca de los libros del escritor Paulo Coelho, y me encontré el libro "Veronika decide morir" el cual me pareció pesimo, en el sentido del mensaje que tiene, una chica superficial primero quiere suicidarse, la salvan y vuelve a querer morir, hasta que halla "el sentido de vivir" en el placer físico lo cual cambia su vida y hace que quiera vivir de nuevo, absurdo.
Y lo que más me desagradó fue cuando uno de los personajes "juzga" a Dios, y lo ponen como si El fuera un humano más, como si no fuera quien Es, Todopoderoso, Bondad infinita, sino que lo quiere ver Coelho como uno mas a quien puede criticar y juzgar. Pobre hombre.

Y tambien encontré este excelente artículo, que recomiendo mucho acerca de lo que encierra este escritor "pseudo espiritual" y gran ejemplo de escritor de la Nueva Era que pretende engañar a los católicos diciendo que él es católico. Lo cual es una gran mentira.

Paulo Coelho: dice ser católico, vende muchos libros pero en sus escritos desprecia a la Iglesia


......Sus escritos, sus controversias, sus mentiras

Cuando uno lee sus libros, tal vez por recomendación de algún conocido que elogia la “sabiduría” de sus enseñanzas, se encuentra con que Coelho siempre confiesa ser católico y en varios empieza con la jaculatoria “Oh María sin pecado conceiba roga por nosotros que recurrimos a vos”. Tal vez sea una vil estrategia para acceder a millones de lectores cristianos sin desnudar sus verdaderas creencias.

No pocas de sus frases son ciertas y toma leyendas y enseñanzas de varias creencias como el judaísmo, el budismo, pero sobre todo, ensalza cierta sabiduría “oculta”. La magia y el ocultismo son temas recurrentes en sus publicaciones, los cuales los presenta explícitamente como las “auténticas fuentes de sabiduría” (¿?).

“Brida”, su libro publicado en 1990 habla de la historia de una chica que se introduce en la magia por pura curiosidad y, así, guiada por dos magos (un hombre y una mujer) descubre un “maravilloso” mundo oculto para el resto de los mortales. Implícitamente, reivindica a los druidas, quienes fueron unos sacerdotes que los católicos, según el relato de Coelho, habrían perseguido cruelmente hasta matarlos. Brida es asesorada por Wicca, una bruja moderna; el nombre de esta bruja no es casual: Iglesia y Escuela de Wicca, fundada en Estados Unidos, en el año 1973, Wicca -la sedicente iglesia y turbia escuela- postula que la supresión de cualquier deseo corporal es antinatural y estúpida -en sintonía ideológica con la apología pansexualista contracultural de los 60 liderada por Norman O. Brawn, Paul Goodman o Abraham H. Maslow en tres de sus vertientes principales-, pero Wicca va más allá de los postulados de estos ideólogos revolucionarios. La secta Wicca llega a propugnar, una vez desarrollados ciertos poderes psíquicos a través de la brujería, la relación sexual de sus adeptos con súcubos e íncubos. En este libro, Paulo Coelho nos habla muy bien de reencarnación, almas gemelas, libros esotéricos, viajes astrales, oscuros rituales de brujas todo mixturado con la “comunión con Dios”.

En “A orillas del Río Piedra, me senté y lloré” (1994), el escritor brasileño toma la idea que planteó en Brida para relatar la historia de “amor” entre una joven y un seminarista católico que da conferencias criticando a la Iglesia por ser machista al “negar el rostro femenino de Dios”. En este libro, se lee sobre una innecesaria obsesión de Coelho por la “verdadera” sexualidad de Dios, llegando a la herejía de “profetizar” que la Iglesia Católica debería rezar en el nombre de la Madre, del Hijo y del Espíritu Santo.

En “El demonio y la Señorita Prym” (2000) plantea como conviven el bien y el mal dentro del ser humano, llegando al punto de sugerir que los seres humanos que obran bien no lo hacen por propia opción sino que lo hacen por miedo y por reprimir sus propios deseos de comportarse egoístamente. Ahí relata las desventuras de un cura párroco que, por envidia de un obispo, fue relegado a un pueblo perdido e indiferente a Dios.

En el libro “Once Minutos” (2003), Coelho nos cuenta una simpática historia de una joven brasilera que vive en un pueblo pequeño pero que sueña con un porvenir pleno de dinero y poder. Tras fracasar en muchas experiencias afectivas, empieza a tomar un serie de decisiones, algunas guiadas por la Virgen María (¿?), que la llevan a convertirse en una prostituta que vende su cuerpo en un prostíbulo de Suiza. Esta historia tiene un final feliz para la protagonista, ya que puede salir del infierno de la prostitución para intentar construir una nueva vida… claro que con el dinero que “logró ganar” degradando su propia humanidad.

.... Leer el artículo completo..

Leído en el Blog: "Sereís mis testigos hasta los confines del mundo"

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Su comentario es importante para mí.
Gracias