23 junio 2007

Madre Angélica, la clarisa que dirige un canal católico

Su historia, ahora en español, contada por Raymond Arroyo

MADRID, martes, 12 junio 2007 (ZENIT.org).- Una mujer pobre y enfermiza llegó a crear la mayor empresa de televisión católica. ¿Cómo se lo hizo? Raymond Arroyo, director de informativos de esta empresa, la Eternal World Television Network (ETWN) lo revela en una biografía de la Madre Angélica (el nombre religioso de Rita Rizzo).

Arroyo pudo escribir este libro gracias a entrevistas exclusivas con la Madre Angélica antes de su invalidez, que comenzó en la Nochebuena de 2001, cuando la monja sufrió un derrame cerebral.

El libro, originalmente escrito en inglés, lleva por título «Madre Angélica. La increíble historia de una monja que fundó una televisión mundial», Ediciones Palabra (509 páginas).

El volumen desvela cómo es, vive y piensa esta monja de clausura capaz de interpelar al mundo y que, según la revista «Time», es «la mujer católica más influyente de los Estados Unidos». El libro la presenta como una «Teresa de Ávila moderna».

«De todos aquellos que el Señor pudo elegir para levantar este emporio internacional de la comunicación, la madre Angélica era la candidata menos apropiada. Pero los caminos de Dios no son nuestros caminos», escribe el arzobispo de Denver y miembro del consejo de dirección de EWTN, Charles J. Chaput, OFM, en el prólogo.

Joseph Ratzinger, en 1999, dijo que «la madre Angélica ha logrado en los Estados Unidos lo que otros han intentado sin éxito: hacer llegar sus programas a un número de espectadores que se cuentan por millones, representando para la Iglesia un foco de fe y de fuerza renovadora».

Fuente: Zenit.org

Si tu vives en españa puedes comprar este libro en Ediciones Palabra.

Aqui una entrevista con el autor Raymond Arroyo (en español)

1 comentario:

  1. Anónimo4:25 p.m.

    He visto la entrevista de Madre Angélica, es maravillosa, claramente en ella se refleja la obra del Señor. Su carácter, su fe creo si unos cientos de mujeres fueramos como ella este mundo cambiaria.

    ResponderEliminar

Su comentario es importante para mí.
Gracias