10 abril 2012

Lo que Jesús nos obsequia en esta Fiesta de la Divina Misericordia


Pocas personas estan consientes del regalo tan grande nos da Nuestro Señor Jesucristo el día de la Fiesta de la Divina Misericordia, pues es como si fuera un segundo bautismo.

Cómo nos explica el Canónigo Ignacy Rozycki, Doctor de Teología Dogmática encargado por Papa Juan Pablo II para examinar las revelaciones a San Faustina: llegó a la conclusión que la gracia extraordinaria que prometió Jesús en la Fiesta de Misericordia es un regalo solo igualado en gracia por la gracia de Santo Bautismo.

Esto significa que en este día su alma puede renovarse como en el día de bautismo, después de recibir esta gracia en el día de la fiesta, usted entonces sólo tiene que preocuparse por los pecados que cometa en el futuro, sus pecados pasados ya no existen.

Los puntos principales de esta Fiesta son:

La Fiesta se celebra oficialmente en el domingo después de Pascua, como pedido por nuestro Señor. (1.124) (1.130)

La Fiesta debe precederse por una Novena de Coronillas a la Misericordia Divina que empieza el Viernes santo.

La Homilía del sacerdote en ese día debe ser de la Misericordia Divina - ésa es la misericordia que Dios Padre nos da a través de Jesucristo Su Hijo. (II.39)

Que nosotros contemplemos, en este día, el Misterio de Redención como la más gran revelación de Misericordia Divina hacia nosotros. (I.130)

La Imagen de la Misericordia Divina debe ser bendecida ceremoniosamente en el día. (I.18) (I.142)

La Imagen debe ser venerada públicamente. La imagen debe ser expuesta tomando parte en la celebración (para demostrar esto, una imagen podría colocarse en una posición que todos pueden tocar y decir "Jesús yo confío en Ti") Esto puede llevarse a cabo durante la celebración como el besar la cruz el Viernes santo o cuando las personas dejan la Iglesia, si son muchas personas en la ceremonia. (I.341) (II.38) (II.162)

La confesión y comunión en el día. Si la confesión no está disponible en ese día, debe ser lo más cerca posible del día. Santa Faustina lo hizo en el sábado antes de la Fiesta. La comunión, como siempre, debe recibirse dignamente y debe acompañarse por la Confianza completa en la Misericordia Divina. (II.138) (III.1109)

Prepararnos con obras de Misericordia

La mejor forma de prepararnos personalmente para esta fiesta:

  • Hacer la Novena
  • Confesarnos antes o en el día de la Fiesta
  • Hacer actos de misericordia.

Nosotros debemos ser misericordiosos con otros en nuestras palabras, hechos y oraciones.

La palabra misericordiosa - Perdonando y confortando

La obra misericordiosa - Cualquiera de las obras corporales de misericordia

La oración misericordiosa – Rezar oraciones para pedir Misericordia para el mundo

Fuente: DivineMercy.org

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Su comentario es importante para mí.
Gracias