11 diciembre 2006

3. Necesitamos orar (2a parte)

Segundo: Oramos para encontrar a Dios

¿Por qué los Reyes Magos siguieron a una estrella? ¿No lo hicieron para encontrar a Dios? ¿Por qué la Virgen María se aparece en Medjugorje? Para llevarnos a Cristo.
Por eso se necesita dedicarle tiempo a la oración. Oramos para encontrar a Dios, pero antes debemos orar mucho y a menudo con el fin de hacernos amigos de Dios.
Para hacernos amigos de alguien se debe tener una serie de encuentros con ese alguien. Lo mismo sucede para intimar con Dios, exige una continua oración.

Tercero: Oramos para cambiar


Santo Tomas escribió: “Tú no oras para que Dios conozca tus necesidades, sino más bien para que tu conozcas la necesidad que tienes de Dios.”
“Tu no oras para cambiar la mente de Dios, sino más bien para cambiar la tuya por la mente de Dios.”
“Tu oras no para que Dios haga tu voluntad, sino más bien para que tú hagas la voluntad de Dios.”

Si la oración no te está cambiando, entonces no estás orando como se debe. La Virgen María ha preguntado: “Por qué están ustedes orando? Para estar con Dios. Para experimentar a Dios en ustedes. Después de cinco minutos de oración, si lo hacen debidamente, algo tiene que suceder en su mundo interior.” (BB 50)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Su comentario es importante para mí.
Gracias