14 julio 2006

Formas de ayunar


Podemos ayunar de distintas maneras, la manera formales que nos enseña la Iglesia: comer solo pan y agua, o no comer carne.

Pero también a lo largo del tiempo de Cuaresma podemos ayunar todos los días, absteniendonos de cosas que nos son agradables para ofrecer ese sacrificio a Nuestro Dios.

Por ejemplo desde dejar de ver televisión todo un día, hasta el más estricto y completo que es a pan y agua todo el día (este es recomendable hacerlo los días viernes en recuerdo que en ese día murió nuestro Señor).

El hacer ayuno es que nosotros queremos privarnos de algo por amor a Dios, le ofrecemos a Él aquella renuncia que vamos a hacer.


 El ayuno nos pone en una correcta perspectiva en nuestra vida,  enfocándonos en lo más importante: en Dios.

Nos ayuda a quitarnos el materialismo y ver lo que es más importante en la vida es amar a Dios y hacer Su Voluntad.

Ejemplos de otras formas (no tradicional) como podemos ayunar, sobre todo recomendadas para personas que por estar enfermas no pueden hacer el ayuno a pan y agua:
  • No comer nada entre comidas
  • No comer todo el día algo que nos agrada mucho y acostumbramos (como chocolates, dulces, fumar, tomar refresco, comer golosinas, frituras, etc.)
  • Comer las tres comidas pero alimentos sencillos y nada entre comidas
  • Comer despues de las 12 del día solo pan, y otro a media tarde, nada entre comidas y beber mucha agua
  • Tratar de no hacer comentarios de chismes y criticas
  • No ver la television en todo el día, ni escuchar el radio
  • No entrar al internet todo el día
  • Para quien ve novelas, un día no ver ninguna novela

Como vemos en unas indicaciones liturgico-pastorales sobre la oración y el ayuno del sitio del Vaticano,

"El antiguo Testamento considera el ayuno cómo uno de los más importantes aspectos de la espiritualidad de Israel: "Buena es la oración con ayuno y mejor es la limosna con la justicia", (Tb 12, 8)

El ayuno implica una actitud de fe, de humildad, de total dependencia de Dios.

Se recurre al ayuno para:
  • prepararse para el encuentro con Dios, (cf Es 34, 28; 1Re 19, 8; Dan 9, 3);
  • antes de afrontar una tarea difícil (cf Jc 20, 26; Est 4,16)
  • suplicar el perdón de un culpa (cf 1Re 21, 27);
  • para manifestar el dolor causado por un desdicha doméstica o nacional (cf 1Sam 7, 6; 2Sam 1, 12; Ba 1, 5);
pero el ayuno, inseparable de la oración y de la justicia, está orientado sobre todo a la conversión del corazón, sin la cual, como denunciaban ya los profetas (cf Is 58,2-1l; Ger 14, 12; Zc7,5-14), no tiene sentido.

Como medio de penitencia

Jesús, impulsado por el Espíritu, antes de iniciar su vida pública, ayunó cuarenta días como expresión de abandono confiado al designio salvífico del Padre (cf Mt 4,1-4); dió indicaciones precisas para que entre sus discípulos la práctica del ayuno no se prestara a formas desviadas de ostentación e hipocresía (cf Mt 6, 16-18).

Fieles a la tradición bíblica, los Santos Padres han dado gran importancia al ayuno. Según ellos, la práctica del ayuno facilita la apertura del hombre a otro alimento: el de la Palabra de Dios (cf Mt 4,4) y el del cumplimiento de la voluntad del Padre (cf Jn 4, 34); está en estrecha conexión con la oración, fortalece la virtud, suscita la misericordia, implora el socorro divino y conduce a la conversión del corazón. "

UPdate 21/Feb/2013

Artículo del P. Fortea sobre el ayuno

Tipos de ayuno y abstinencia



Algunas personas querrían ayunar, pero nunca se encuentran con fuerzas para hacerlo. Aquí ofrecemos sugerencias de ayunos y abstinencias para que cada uno pueda ofrecer a Dios esta santa práctica. De las seis posibilidades que ofrecemos, unas son más duras y otras más leves. Lo importante es que cada uno vea qué está a la medida de sus posibilidades.

Salvo dos días en cuaresma, no es obligatorio ayunar. Pero la Iglesia nos anima a hacerlo. Las siguientes posibilidades ayudarán a que todos puedan unirse a la penitencia del ayuno o la abstinencia.

El ayuno tiene indudables efectos espirituales. Uno de ellos es que llena al alma de gusto por las cosas del Reino de los Cielos. Con una medida tan simple, es siempre sorprendente como el espíritu se fortalece.


Si quereis hacer también vosotros esta santa práctica que Jesús nos enseñó con su vida, sabed que a mi entender hay varios tres tipos de ayuno:


El ayuno eclesiástico: Es el de el Miércoles de Ceniza o el Viernes Santos. Consiste en hacer una sola comida normal en el día, y una frugal colación a la hora del desayuno y de la cena. Por ejemplo, una fruta, o un poco de pan, o un yogur.


El ayuno a pan: Consiste en hacer tres comidas al día, pero sólo a pan y agua.


El ayuno de la cena: Consiste en irse a la cama sin cenar. Este ayuno se puede hacer dos o tres veces a la semana. Pudiéndose tomar una fruta a la hora de la cena si se desea. Otras personas pueden preferir el ir al trabajo sin desayunar. Muchos os dirán que ir sin desayunar es una locura: que no se rinde, que después comes más, etc. Pero en las iglesias orientales ésta es una práctica común.

Este tercer ayuno es el más ligero de todos, y por tanto es un buen modo de comenzar esta práctica. Además, si vienen muchas tentaciones de romperlo, se puede huir. Es decir, se puede salir de casa a dar un paseo, o visitar a un amigo. En las grandes ciudades a veces hay iglesias con exposición del Santísimo Sacramento por la noche.

El ayuno lo hacemos por Dios. Lo importante es el agradecimiento de Dios, pero también tiene beneficios para el cuerpo..."



11 comentarios:

  1. Anónimo9:20 p.m.

    Muy buen material a cerca del ayuno, El señor Jesus y la Santisima Virgen María los bendiga enormemente.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario. Dios te bendiga también.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo6:12 p.m.

    yo ayuno hasta la una de la tarde y despues ya como normal pero no se si este ayuno esta bien

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, pues yo creo que no es correcto esta forma de ayuno, o sea que puede ser a pan y agua y haces las 3 comidas, o si vas a comer normal no encuentro util aguantarte hasta la 1 de la tarde.
      Es mejor hacer cualquiera de los mencionados arriba.
      Además si haces esto muy seguido te puedes enfermar, ya que esto hace daño a tus órganos especialmente a la vesícula.
      Arriba ya coloqué mas formas que dijo el P.Fortea.
      Dios te bendiga.

      Eliminar
  4. Anónimo8:32 a.m.

    anónimo, yo tengo un consultorio y llevo el ayuno como parte de tratamiento regular para pacientes con diferentes clases de desordenes, y hace unos 15 años me encontré un libro de origen alemán donde habla de la dieta de "no desayuno" y a beneficiado a muchos pacientes, claro que el ayuno natural es como lo realizo nuestro señor Jesucristo no comió durante 40 días, pero no dice "no bebió" yo mismo hice ayuno de 1,3,9,14, días completos, con pura agua, y me beneficio muchísimo, pero a pacientes mayores les beneficia mucho no desayunar, eso de que el desayuno es la comida mas importante de el día, lo inventaron kellogs, ayunar significa "no comer", que la gloria sea de Dios y de nuestro señor Jesucristo.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por su testimonio. Dios le bendiga.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo12:54 p.m.

    Y que tal el ayuno de Daniel no se comento nada de este ,acaso la iglesia no lo considera bueno en estos tiempos?☹ ami en lo personal me a ayudado a crecer mucho y en muchos aspectos

    ResponderEliminar
  7. Anónimo4:06 p.m.

    :3 Gracias Pagina :3 Muchas Gracias Que Dios Los Bendiga :3

    ResponderEliminar
  8. Buenas! Entonces nomas es de comer las tres comidas pero comer solo pan y agua?

    ResponderEliminar
  9. Buenas! Entonces nomas es de comer las tres comidas pero comer solo pan y agua?

    ResponderEliminar
  10. Anónimo7:00 p.m.

    Hola.
    me encuentro buscando información sobre ayuno, a pesar de que ya he encontrado bastante, sigo en ello y quiero contribuir diciendo que el ayuno es bastante seguro, las reservas de glucógeno del hígado y musculo tardan entre 18 y 24 horas en agotarse si no se come nada, después de este periodo de tiempo, el mismo organismo hecha mano de otros tipos de nutrientes por el metabolismo intermedio, por lo tanto los únicos que deben cuidarse durante el ayuno son los que tienen problemas con el metabolismo de la glucosa y estados de desnutrición, diabéticos, intolerantes a la insulina, personas que sufren de hipoglucemia (los dos últimos términos en ciertos casos pueden ser lo mismo), para quienes es mejor la opción de pan y agua 3 veces al día, para no pasar mucho tiempo sin alimento, el resto seguro puede aguantar un día entero, al menos dos días a la semana por varias semanas sin ni siquiera perder peso.

    ResponderEliminar

Su comentario es importante para mí.
Gracias