26 julio 2006

Esperanza


Sin esperanza no se vive, siempre en todo tenemos que tener esperanza.
La esperanza es esperar que algo va a suceder, esperar que asi será.

Todos tenemos esperanzas, en algo, en alguien, hasta el perro tiene esperanza cuando se coloca afuera de nuestra puerta esperando que saldremos a darle algo de comer.

Sin la esperanza estaríamos como en el infierno, pues es ahí donde ya no hay esperanza para nadie. Dicen que en el purgatorio reina la esperanza. Porque aunque se sufre estan seguros de que "algún día" habrán de salir de allí para ir al cielo.

A mí me da una cierta tranquilidad el pensar que cualquier problema de la índole que sea, no va a ser eterno, ninguna dificultad va a ser eterna, algún día tiene que terminar.

La esperanza es una virtud teologal, "por la esperanza deseamos la vida eterna, es decir la visión de Dios en el cielo. Es por lo tanto operante en la voluntad. La esperanza nos da confianza de recibir la gracia necesaria para llegar al cielo. El fundamento de la esperanza esta en la omnipotencia de Dios, Su bondad y Su fidelidad a Sus promesas. La virtud de la esperanza es necesaria para la salvación. " *

Tambien tenemos que fijarnos porque hay ofensas contra Nuestro Señor por faltar a esta esperanza que nos dá, como: "La desesperación, que es rehusar deliberadamente la confianza de que Dios es capaz de salvarnos.
La presunción, que es pretender que uno puede lograr la salvación sin la ayuda de Dios, sin buscar esta ayuda mediante la oración o pretender que la salvación se obtendrá sin nuestra cooperación. Es decir "ya estoy salvado" y no reconocer que podemos perdernos si no somos obedientes a Dios."*

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Su comentario es importante para mí.
Gracias