16 mayo 2006

Elecciones y discernimiento


Hola, una disculpa por no escribir tan a menudo como antes, pero intentaré lo más seguido que pueda.

Hoy quiero escribir a cerca de las elecciones que hacemos cada día, cada hora, cada momento, en estas elecciones, casi no tomamos en cuenta algo que me parece muy importante, y es:

Esto que estoy hoy decidiendo, ¿qué consecuencias me traerá después?

Creo que si pensaramos en esto cuando menos cada vez que tomamos una decisión importante en nuestra vida no tendríamos tantos problemas. Porque esto tambien es cierto, que en muchos casos si no es que en la mayoría, pienso que cada quien elige o busca sus propios problemas.

Como las personas que les va mal en el matrimonio o la profesión que eligieron, y hay algunas personas que culpan a todos por su decisión, hasta a Dios, y no es así, TODOS somos libres de elegir y al elegir viene con ello todas las consecuencias, las hayamos pensado o no, las queramos o no.

Por eso queridos amigos, fijémonos bien en las elecciones que hagamos en nuestra vida, que esto nos evitará en el futuro muchisímos problemas.

Aquí unas recomendaciones para elegir bien, que nos dejó San Ignacio de Loyola, en su libro: "Ejercicios Espirituales", son muy prácticas y útiles, espero les ayuden algo.

-----------------------------------------------------------------------------
"1er punto. En toda buena elección, en cuanto es de nuestra parte, el ojo de nuestra intención debe ser simple, solamente mirando para lo que he sido creado, es a saber, para alabanza de Dios nuestro Señor y salvación de mi alma;

y así cualquier cosa que yo eligiere, debe ser a que me ayude para al fin para que he sido creado, no ordenando ni trayendo el fin al medio, mas el medio al fin; así como acaece que muchos eligen primero casarse, lo qual es medio, y secundario servir a Dios nuestro Señor en el casamiento, el qual servir a Dios es fin.

Asimismo hay otros que primero quieren haber beneficios y después servir a Dios en ellos. De manera que éstos no van derechos a Dios, mas quieren que Dios venga derecho a sus afecciones desordenadas y, por consiguiente, hacen del fin medio y del medio fin.

De suerte que lo que habían de tomar primero, toman postrero; porque primero hemos de poner por objecto querer servir a Dios, que es el fin y secundario tomar beneficio o casarme, si más me conviene, que es el medio para el fin; así ninguna cosa me debe mover a tomar los tales medios o a privarme dellos, sino sólo el servicio y alabanza de Dios nuestro Señor y salud eterna de mi alma."

[184] EL SEGUNDO MODO PARA HACER SANA Y BUENA ELECCION CONTIENE EN SI CUATRO REGLAS Y UNA NOTA.

1ª regla. La primera es que aquello que me mueve y me hace elegir la tal cosa, descienda del amor de Dios, de forma que el que elige sienta primero en sí que aquel amor más o menos que tiene a la cosa que elige es sólo por su Creador y Señor.

[185] 2ª regla. Imaginarme a otra persona, y deseando yo su perfección, considerar lo que yo le diría que hiciese y eligiese para mayor gloria de Dios nuestro Señor y mayor perfección de su alma, y haciendo yo lo mismo, guardar la regla que para el otro pongo.

[186] 3ª regla. Considerar como si estuviese a punto de morir, la forma y medida que entonces querría haber tenido en la presente elección, y guiándome así haga en mi determinación.

[187] 4ª regla. Mirando y considerando cómo me hallaré el día del juicio, pensar cómo entonces querría haber deliberado acerca la cosa presente; y la regla que entonces querría haber tenido, tomarla ahora, porque entonces me halle con entero placer y gozo.


[188] Nota. Tomadas las reglas sobredichas para mi salud y quietud eterna, haré mi elección y oblación a Dios nuestro Señor, conforme al sexto punto del primer modo de hacer elección.

Fuente del texto de los ejercicios: http://www.jesuitas.es/eeee.htm

-------------------------------------------------------------------------

Viene muy extenso y muy bien explicado en el libro de San Ignacio de Loyola, el cual recomiendo ampliamente, a mí personalmente me ha ayudado mucho.

Que Dios les bendiga.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Su comentario es importante para mí.
Gracias