14 abril 2006

La Coronilla a la Divina Misericordia


"Esta oración sirve para aplacar la ira de Dios. La rezarás por nueve días en tu rosario ordinario de la siguiente manera: al principio rezarás un Padre Nuestro, una Ave María y un Credo. Después rezarás en las cuentas grandes: "Padre Eterno yo te ofrezco el cuerpo, la sangre, el alma y la divinidad de Tu Amadísimo Hijo y Señor Nuestro Jesucristo para implorar el perdón de nuestros pecados y de los del mundo entero" En los granos pequeños: "Por Su dolorosa pasión, ten misericordia de nosotros y del mundo entero". Al final rezarás tres veces: "Santo Dios, Santo Omnipotente, Santo Inmortal, ten Misericordia de nosotros y del mundo entero"(474_476).

Esta es la corona que Jesús le pidió a santa Faustina introducir a su comunidad y al mundo entero. En 1936, el Padre Miguel Sopocko hizo imprimir esta corona (en la Editorial Cebolski en Cracovia) en el reverso de la estampa con la imagen de la Divina Misericordia que Eugenio Kasimierwsko pintó.

El Señor ha prometido que las almas que recen esta corona serán abrazadas con Su Misericordia durante su vida y especialmente en la hora de su muerte.


Ante una imagen del Sr. de la Misericordia, esta oración puede rezarse dentro de la Novena, o bien puede rezarse sola (fuera de la Novena).

(Se usan las cuentas del Rosario normal)

Oraciones Iniciales

1. En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. (Se suprime si se reza en la Novena)

2. Oración inicial opcional
Oh Sangre y agua que brotaron del Sagrado Corazón de Jesús como fuente de Misericordia para nosotros, en Ti confío!

3. Padre nuestro, que estás en el cielo,
santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino,
hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día,
perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden;
no nos dejes caer en tentación,
y líbranos del mal. Amén.

4. Dios te salve María, llena eres de gracia,
el Señor es contigo.
Bendita eres entre todas las mujeres
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.
Santa María, Madre de Dios,
ruega por nosotros los pecadores,
ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

5. Creo en Dios, Padre todopoderoso,
creador del cielo y de la tierra,
y en Jesucristo su único Hijo, nuestro Señor,
concebido por obra y gracia del Espíritu Santo,
nació de Santa María Virgen,
padeció en tiempos de Poncio Pilato,
fue crucificado, muerto y sepultado,
descendió a los infiernos y al tercer día resucitó
de entre los muertos, subió a los cielos,
y está sentado a la derecha del Padre todopoderoso,
desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos.
Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia Católica,
la comunión de los santos,
el perdón de los pecados,
la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén.

Oraciones de la Corona.

6. En las cuentas que corresponden en el rosario al "Padre nuestro", se dice después de la decena:

Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo y la Sangre,
el Alma y la Divinidad, de Tu Amadísimo Hijo
y Señor nuestro, Jesucristo, en expiación
de nuestros pecados y de todos
los del mundo entero.

7. En las diez cuentas del rosario que corresponden al "Dios te Salve María", se repite en cada una:

Por la Pasión dolorosa de Jesús,
ten misericordia de nosotros
y del mundo entero.

8. Se termina la decena con el Gloria al Padre ...

9. Al concluir las decenas del rosario, se termina la Corona, recitando por tres veces la exclamación:

¡Santo Dios, Santo Todopoderoso, Santo Inmortal,
ten piedad de nosotros y del mundo entero!

10. Oración final opcional
"Oh Dios mío cuya Misericordia es infinita, y los tesoros de Tus gracias inagotables,
ayudanos para que en los momentos difíciles no nos desesperemos ni nos desalentemos,
sino que con gran confianza nos sometamos a Tu Santa y Divina Voluntad que es el Amor y la Msiericordia misma."

+ Se finaliza con: En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.



2 comentarios:

  1. Hermoso es encontrar personas que estan llenas de Dios
    muchas felicidades por el Blog

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario, Dios te bendiga!

    ResponderEliminar

Su comentario es importante para mí.
Gracias