09 marzo 2006

Diálogo entre Dios misericordioso y el alma que tiende a la perfección

Jesús: Me son agradables tus esfuerzos oh alma que tiendes a la perfección. Pero ¿por qué tan frecuentemente te veo triste y abatida? Dime, niña Mía, ¿qué significa esta tristeza y cuál es su causa?
El alma: Señor, mi tristeza se debe a que a pesar de mis sinceros propósitos caigo continuamente y siempre en los mismos errores. Hago los propósitos por la mañana y por la noche veo cuánto me he desviado de ellos.


Jesús: Ves, niña Mía, lo que eres por ti misma, y la causa de tus caídas está en que cuentas demasiado contigo misma y te apoyas muy poco en Mí. Pero esto no debe entristecerte demasiado; estás tratando con el Dios de la Misericordia, tu miseria no la agotará, además no he limitado el número de perdones.
El alma: Sí, lo sé todo, (91) pero me asaltan grandes tentaciones y varias dudas se despiertan en mí y además todo me irrita y me desanima.


Jesús: Niña Mía, has de saber que el mayor obstáculo para la santidad es el desaliento y la inquietud injustificada que te quitan la posibilidad de ejercitarte en las virtudes. Todas las tentaciones juntas no deberían ni por un instante turbar tu paz interior y la irritabilidad y el desánimo son los frutos de tu amor propio. No debes desanimarte sino procurar que Mi amor reine en lugar de tu amor propio. Por lo tanto, confianza, niña Mía; no debes desanimarte, [sino que ] siempre venir a Mí para pedir perdón, porque Yo estoy siempre dispuesto a perdonarte. Cada vez que Me lo pides, glorificas Mi misericordia.
El alma: Yo reconozco lo que es más perfecto y que Te agrada más, pero enfrento grandes obstáculos para cumplir lo que conozco.


Jesús: Niña Mía, la vida en la tierra es una lucha y una gran lucha por Mi reino, pero no tengas miedo, porque no estás sola. Yo te respaldo (92) siempre, así que apóyate en Mi brazo y lucha sin temer nada. Toma el recipiente de la confianza y recoge de la fuente de al vida no solo para ti, sino que piensa también en otras almas y especialmente en aquellas que no tienen confianza en Mi bondad.
El alma: Oh Señor, siento que mi corazón se llena de amor, que los rayos de Tu misericordia y Tu amor han penetrado en mi alma. Heme aquí, Señor, que voya para responder a Tu llamada, voy a conquistar las almas sostenida por Tu gracia; estoy dispuesta a seguirte, Señor, no solamente al Tabor, sino también al Calvario. Deseo traer a las almas a la Fuente de Tu Misericordia para que en todas las almas se refleje el resplandor de los rayos de Tu misericordia, para que la casa de nuestro Padre esté llena y cuando el enemigo comience a tirar flechas contra mí, entonces me cubriré con Tu misericordia como con un escudo.

* Fuente: "La Divina Misericordia en mi alma" (Diario de Santa Faustina Kowalska) Mensajes dictados a Santa Faustina por Nuestro Señor Jesucristo.

1 comentario:

  1. Son tas hermosas las palabras de nuestro Jesus Misericordioso, me han dado un aliento y una señal de que el me AMA, sin importarle cuantos errores he cometido... Mi Señor Misericordioso me ha tocado.. El pasado Jueves su imagen vendita visito mi casa y ayer antes de que lo llevaramos a otra casa.. EL ME HABLO ... aun cuando las personas que visitaron mi casa para rezar, no sabian mis problemas ni la tristeza y vacio que sentia en mi alma.. Mi Señor Misericordioso me hablo atravez de mi progimo quien con fe y devocion cito "El Diálogo entre Dios misericordioso y el alma que tiende a la perfección" ; cada palabra me llego al alma, y fielmente puedo decir mi testimonio de que el me hablo, me escucho la noche que con lagrimas le suplique me diera una señal de que no estaba sola, que me diera fuerzas para enfrentar los problemas que aquejan mi vida.. que me diera el valor y la fe para mantenerme constante y no decaer ante circunstancias que se veian imposibles e injustas.

    Mi Señor Misericordioso me ha hablado y ha llenado mi corazon!

    TE AMO SEÑOR MIO MISERICORDIOSO, BENDITO SEAS POR TU GRANDEZA Y POR ESCUCHAR MIS PLEGARIAS.!

    SEÑOR MIO JESUCRISTO MISERICORDIOSO EN TI CONFIO!

    ResponderEliminar

Su comentario es importante para mí.
Gracias