17 febrero 2006

El Purgatorio

Los católicos creemos que al morir el ser humano tiene dos destinos finales despues de la muerte, el cielo o el infierno. Pero si uno al morir no esta en pecado mortal, pero si le falta estar mas puro para ir al cielo, no se va al infierno sino al Purgatorio, que es un lugar donde se va a purificar el alma de lo que le queda por pagar hasta estar totalmente "limpio o puro" y luego ya va al cielo.

Ahi en el purgatorio las almas solo pueden padecer, con esperanza de ir al cielo, pero padecen, entonces nosotros (los que aún estamos vivos) podemos ayudarlos para que salgan mas pronto del purgatorio rezando por ellos, ofreciendo Misas por ellos, rosarios, etc. Y asi esto les ayuda para ir mas pronto al cielo.

"El purgatorio. Etim.: Del latín purgatio, purificar

Estado transitorio de purificación necesaria para aquellos que, habiendo muerto en gracia de Dios y teniendo segura su salvación, necesitan mayor purificación para llegar a la santidad necesaria para entrar en el cielo.
Esta purificación es totalmente distinta al castigo del infierno."

[Se llega a semejante conclusión en la carta de San Pablo, 1 Corintios 3, 12-13:


"Pues la base nadie la puede cambiar; ya está puesta y es Cristo Jesús. Pero, con estos cimientos, si uno construye con oro, otro con plata o piedras preciosas, o con madera, caña o paja, la obra de cada uno vendrá a descubrirse. El día del Juicio la dará a conocer porque en el fuego todo se descubrirá. El fuego probará la obra de cada cual: si su obra resiste el fuego, será premiado; pero, si es obra que se convierte en cenizas, él mismo tendrá que pagar. El se salvará, pero como quien pasa por el fuego".
De manera que hay un fuego después de la muerte que, diferente al del infierno, es temporal. El alma que por allí pasa se salvará. A ese estado de purgación le llamamos el "purgatorio".]

Aqui una explicación mas extensa para quien quiera ampliar. Purgatorio.

Agradecemos a Corazones.org .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Su comentario es importante para mí.
Gracias