30 enero 2006

El rival más debil..... o el más fuerte?


Dios nos ha salvado, a traves de Su Hijo Jesucristo, que vino a sufrir y a dar su vida por nosotros para que se nos perdonaran nuestros pecados, y nos ha dicho que hacer para estar con Él al final de nuestra vida en esta tierra, en los Evangelios y cumpiendo sus mandamientos.

Es ahi donde empieza nuestra lucha y guerra contra nosotros mismos porque muchas veces nosotros somos lo que no queremos hacer lo que Dios nos ha dicho.
Asi la guerra se debe dirigir contra las inclinaciones al mal que tenemos, a no hacer lo que Dios quiere de nosotros. Que seamos buenos y santos, o bueno, que tratemos de serlo.

Debido a que nuestra naturaleza humana quedó debilitada por el pecado original, las consecuencias que nos dejó son: desorden de malas inclinaciones, ignorancia, sufrimientos y peligro de muerte eterna.

Y creo que aqui esta la clave de esta lucha:

1) Luchar contra nuestras malas inclinaciones.
Y es contra estas malas inclinaciones que debemos luchar todos los dias, como son los 7 pecados capitales (ira, avaricia, gula, lujuria, pereza, orgullo, envidia), que se llaman capitales porque son los que mas cometemos las personas. La mejor forma que tenemos para luchar es recibir la Eucaristía, y la oración, porque con la Eucaristía recibimos a Dios mismo y Él nos da fuerzas seguir adelante, y con la oración nos comunicamos con Dios. Esto nos ayuda a superar las pruebas y tentaciones, que se nos presentan cada día.

2) Luchar contra la ignoracia acerca de Dios y de las cosas espirituales
*Religion, la palabra religión proviene del latín "religare = volver a ligar, a unir" segun unos; y "reeligere = volver a elegir, a preferir" segun otros. Es así la decisión de la criatura inteligente de retornar a la union con su Dios por medio de una preferencia sobre todo lo demás, un reanudar relaciones que antes existieron y que fueron rotas."
Asi el estudiar nuestra religión, nos ayuda a conocer a Dios, y a conocer todas las cosas buenas que Dios nos da a traves de los sacramentos.
(*Curso de religion cristiana "El Sembrador")

3) Aceptar nuestros sufrimientos y ofrecerlos a Dios
Asi nos ha dicho Jesús en la escritura "El que no tome su cruz y me siga no es digno de mí." (Mt 10, 38) Los sufrimientos son parte de nuestra vida y si los aceptamos y los ofrecemos tienen mucho valor ante Dios.

4) Tratar de estar bien preparados dia a día para el dia que muramos.
Porque no sabemos en que día ni a que hora nos va a llamar Dios a estar ante su presencia y a ser juzgados por nuestras acciones. Por eso debemos por nuestro bien siempre estar bien confesados, sin pecados mortales en nuestra alma. Dios nos perdona siempre. El es infinitamente misericordioso y bueno. Y Él ha dicho: "Mi misericordia es incomparablemente superior a todos los pecados que puedan cometer las criaturas" "Yo siempre estoy dispuesto a perdonar. Cada vez que me lo pidas, exhaltas Mi misericordia,"(493) * Divina Misericordia. Mensajes a Santa Faustina Kowalska.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Su comentario es importante para mí.
Gracias