09 noviembre 2005

Santos

Hola, hoy les voy a contar de que santos soy devota:

San Ignacio de Loyola
Santa Teresita del Niño Jesús (de Liseux)
Santa Faustina Kowalska
Santa Teresa de Avila
Beata Ana Catalina Emmerick
Santo Dominguito Savio
San Juan Bosco
San Martin de Porres
San Felipe Neri
San Francisco de Sales

Bueno ellos son los que mas acudo, o que los considero amigos.

Aqui me gustaria explicar que es lo que los Santos pueden hacer por nosotros, los Santos por estar ahora en el cielo con Dios, pueden pedirle a El por nosotros, y asi Él nos ayudara mas pronto, si es Su voluntad. Pero los santos NO hacen los milagros, los milagros o ayudas divinas las hace y siempre las ha hecho DIOS, solo Él, me refiero Dios Padre, Hijo, y Espiritu Santo.
Hay personas que piensan que los santos pueden hacer milagros y no es asi, ellos solo piden a Dios por nosotros y ya es El quien ayuda a la gente.
Ni la Virgen tampoco, la Virgen María tampoco es quien hace los milagros o ayudas, sino solo DIOS.

Bueno es asi que ser devota(o) de un santo es que tu le pides que rece por ti, o sea que le rece a Dios para que te ayude en algo que necesitas y si lo que uno pide esta de acuerdo con la voluntad de Dios, entonces es probable que seas escuchado. Recurrimos a aquellos que conocemos y amamos más, esos que sus vidas nos han inspirado a ser mas como Jesús.

Explicación de un sacerdote, el Padre Jordi Rivero de Corazones.org:
"Los santos interceden por nosotros. En virtud de que están en Cristo y gozan de sus bienes espirituales, los santos pueden interceder por nosotros. La intercesión nunca reemplaza la oración directa a Dios, quién puede conceder nuestros ruegos sin la mediación de los santos. Pero, como Padre, se complace en que sus hijos se ayuden y así participen de su amor. Dios ha querido constituirnos una gran familia, cada miembro haciendo el bien a su prójimo. Los bienes proceden de Dios pero los santos los comparten.
Los santos son modelos. Debemos imitar la virtud heroica de los santos. Ellos nos enseñan a interpretar el Evangelio evitando así acomodarlo a nuestra mediocridad y a las desviaciones de la cultura. Por ejemplo, al ver como los santos aman la Eucaristía, a la Virgen y a los pobres, podemos entender hasta donde puede llegar el amor en un corazón que se abre a la gracia. Al venerar a los santos damos gloria a Dios de quien proceden todas las gracias."

MedallasLlevo mi medalla con la imagen de Jesús Misericordioso, la milagrosa y la de San Benito.

Aqui unos comentarios del Padre Jordi Rivera, basado en el Catecismo de la Iglesia:

"Las medallas son un signo de nuestra fe y es encomendable llevarlas con mucho amor ya significan nuestra fe. Las medallas son sacramentales. Pero lo esencial es vivir la fe. No hay obligación de utilizar ninguna medalla para ser buen católico y por otro lado no hay cuota sobre la cantidad que se puedan tener o llevar. Creo que lo mas indicado es ser moderado y llevar una o dos, las que mas te inspiren por el mensaje que representa."

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Su comentario es importante para mí.
Gracias