01 marzo 2006

Las "armas" espirituales


"Mencionemos cuales son las armas con las que cuenta el cristiano y el modo de mantener este "combate" espiritual contra satanás y sus aliados.

Podemos decir que existen "armas" ordinarias y extraordinarias. LA ORACIÓN, dentro de las armas ordinarias toma el primer plano, la que junto con la PENITENCIA forman el bloque que dificulta y restringe la acción del demonio (Cf. Mt 26,41).

De manera que podemos decir que cuando el cristiano ora y ayuna (hace penitencia), no solo fortalece la acción contra la tentación y el pecado, sino que se mantiene en guardia contra las acechanzas del demonio. "

Oración

Comunicarnos con Dios nuestro Señor, orando hablando con Él que siempre nos escucha, orando vocal o mentalmente, con los salmos, o rezando oraciones.

"A esto se puede añadir algunas oraciones especificas que la Iglesia siempre ha recomendado contra la acción del demonio como son: La consagración a Dios por medio de María Santísima, ya que ella es la enemiga victoriosa de la "serpiente" de acuerdo a Gen 3,15 y Ap 12. "

Rezar una oración que refuerza nuestra unión con Dios como es la del "Regina Coelli", así como la oración de San Miguel Arcángel, atribuida a San León XIII, quien la prescribió para que se rezara después de cada misa, como producto de una visión que tuvo sobre el terrible proyecto de satanás sobre la Iglesia. De hecho, el Papa Juan Pablo II invita continuamente a que no se olvide el rezo cotidiano de tan poderosa oración."

Ayuno y prácticas ascéticas


"Por otro lado tenemos la práctica del ayuno y en general todas las prácticas ascéticas, las cuales de acuerdo a Jesús son una de las armas más importantes para protegerse y luchar contra el "adversario" del Reino ("Este tipo de demonios no salen sino es con el ayuno y la oración" Mc 9,29).

Y es que al abstenerse de alimento que es la fuerza y la energía del cuerpo, el hombre se abandona a la fuerza y a la eficacia del poder de Dios. Es de alguna manera renunciar a nuestras propias fuerzas, para darle a Dios toda la libertad de actuar en nosotros y a través de nosotros. Es al mismo tiempo una privación que permite al Espíritu Santo dar al hombre más lucidez en la toma de sus decisiones. "


Las dos armas "extraordinarias" con las que cuenta el cristiano para su lucha espiritual contra el pecado y las acechanzas de satanás, son los sacramentos y los sacramentales.

Frecuentar los Sacramentos, en especial la Eucaristía y la confesión.


"Los Sacramentos, siendo una acción y participación directa de Jesús en el cristiano, son la mejor defensa contra el poder del Maligno y fuente de fortaleza espiritual para prevenir el pecado.
La Eucaristía y la Reconciliación frecuente, hacen que el cristiano pueda avanzar en la vida con la victoria de Cristo. Estos dos sacramentos fortalecen toda la vida espiritual de quien los recibe imposibilitando la acción del demonio. Esto trae por consecuencia, paz y armonía interior."

Llevar con nosotros sacramentales


"Finalmente tenemos los sacramentales como son los crucifijos, las imágenes de Jesús y de la Santísima Virgen, las medallas benditas, y de manera particular la "Cruz de san Benito" a cuya bendición está ligado un exorcismo. Todos estos sacramentales, en la medida en que se usan con fe y con la aprobación de la Iglesia, vienen a ser una importante herramienta para mantenerse en santidad y en guardia contra las acechanzas del demonio.


Si el cristiano quiere vivir una vida plena en la gracia y dejar que se desarrolle en él la vida del amor y de esta manera estar protegido contra las acechanzas del demonio, debe orar y ayunar con frecuencia."


Rezar el Santo Rosario

"Uno de los elementos más efectivos para tener a raya al demonio y todas sus seducciones, es el amor a María Santísima a quien satanás teme y lo hace temblar de rabia y de impotencia. Mientras que el demonio combate desde el exterior, por medio de la violencia y la seducción, María inspira, desde nuestro interior, la fuerza que viene solo de Dios. satanás inspira el odio que destruye y desintegra mientras, que María nos inspira el amor que reinará por siempre.

Por ello, arma indispensable del cristiano es el rezo diario del rosario, el uso del escapulario de la Virgen del Carmen y alguna medallita."


Extraído de: El Demonio, sus terrenos y su combate

Autor:Ernesto María, Sac.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Su comentario es importante para mí.
Gracias

Recent Posts

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...