11 octubre 2014

Esperanza frente al peligro de Cisma: Artículo de Monseñor Livieres


Publicado en Catolicidad.com

UNA LUZ EN LAS SOMBRAS: LA VOZ DE MONS. LIVIERES HABLANDO DEL SÍNODO

INTRODUCCIÓN DE CATOLICIDAD

"Dentro de la Iglesia, y últimamente desde
algunas de sus más altas esferas, «soplan 
vientos nuevos» que no son del Espíritu
Santo", explica Mons. Livieres, mencio-
nando entre estos modernistas al 
cardenal Walter Kasper.
El modernismo -la suma de todas las herejías, como lo definió S.S. san Pío X-  enquistado en altos puestos de la Iglesia intenta instrumentalizar el Sínodo extraordinario sobre la Familia, aduciendo que no se deberá tocar lo dogmático, sino que se debe modificar únicamente lo pastoral (como si lo pastoral no fuese una expresión y una consecuencia de lo dogmático), para adecuar  -según ellos-  y poner al día a la Iglesia en consonacia con la "realidad" del mundo, de una manera "misericordiosa" y sin condenar sus errores. En otras palabras, tratar de adecuar la Iglesia a los errores de los hombres en la práctica, traicionando -en el fondo- la misma fe que debe normar lo pastoral y que se encuentra en el depósito de la Revelación, aduciendo falsamente -los modernistas- que no se ha tocado la doctrina. En fin, su objetivo es ese adecuamiento de la Iglesia a los errores del hombre y no la conversión del hombre a Dios.

Monseñor Rogelio Livieres, obispo paraguayo, que víctima de politiquería ha sido obligado a dejar su diócesis luego de ser destituido (destitución aceptada sumisamente por el obispo) recientemente por intrigas modernistas -por su criterio a favor de la Tradición de la Iglesia- por parte de otros obispos paraguayos que lo acusaron de "no estar en comunión" con ellos, sale a la palestra a defender la enseñanza perenne de la Iglesia y la genuina doctrina católica que se fundamenta en el mismo depósito de la Revelación Divina. El propio obispo recuerda que el mismo san Atanasio fue expulsado de su Diócesis no una sino cinco veces, debido a las maquinaciones de sus hermanos obispos arrianos con los que no estaba «en comunión», precisamente porque quería promover «la fe católica y apostólica» en contra de la herejía arriana.

Leamos reflexivamente el escrito de Mons. Livieres que transcribimos a continuación:
Refiriéndose a los modernistas advirtió:
"Estamos frente al peligro de un
 gran cisma. Exactamente lo que el Señor
 y su Santísima Madre nos han prevenido"
En la Misa de Apertura del Sínodo Extraordinario sobre la Familia el Papa Francisco llamó a los Obispos a colaborar con el plan de Dios y formar así un pueblo santo. Ofrezco estas reflexiones con el deseo de servir al Papa de la mejor manera que puedo.

La Iglesia, fundada sobre la roca de Pedro, espera del Sínodo la promoción de la familia cristiana. Pero lo que la Biblia llama «el mundo» tiene una expectativa muy distinta: los medios de prensa vociferan cada día para que la Iglesia «se ponga al día». Un eufemismo para exigir que bendiga, y no condene, los desvíos morales cada día más frecuentes, entre otras razones, por la promoción sistemática desde la prensa y la industria del entretenimiento.
La Iglesia sin embargo no fue establecida para sancionar lo que el mundo pretende, sino para enseñarnos lo que Dios quiere de nosotros y acompañarnos en el camino de la santidad. Porque es en la voluntad de Dios, que todo lo sabe y no puede engañarse ni engañarnos, donde nosotros encontramos la verdadera paz y felicidad. Ni la doctrina de la fe ni la práctica pastoral –consecuencia de esa doctrina– son el resultado de consensos de curas, aunque sean cardenales u obispos.
Ya desde los primeros tiempos del cristianismo los Apóstoles y sus sucesores fueron presionados por poderosas élites religiosas y políticas para que tergiversaran la verdad y la misión evangélica que habían recibido de Cristo. Pero en vez de inclinarse ante otros dioses nos dejaron un testimonio de fidelidad incondicional a la verdad derramando su sangre. Porque «hay que obedecer a Dios antes que a los hombres» (Hechos 5:29). Estos días me consuela pensar en el ejemplo de san Atanasio. Fue expulsado de su Diócesis no una sino cinco veces, debido a las maquinaciones de sus hermanos obispos arrianos con los que no estaba «en comunión», precisamente porque quería promover «la fe católica y apostólica», como dice la Plegaria Eucarística I, o Canon Romano.
Bendecir y aceptar «lo que todo el mundo quiere» no es ni misericordia ni amor pastoral. Más bien, es pereza y comodidad, porque estaríamos renunciando a evangelizar y educar. Y respetos humanos, porque nos importaría más el qué dirán que increpar proféticamente en la obediencia a Dios. Ya san Benito resumía, en otra época también signada por mucha confusión, el principio de vida eterna de la obediencia: «mi palabra se dirige ahora a ti, quienquiera que seas, para que renuncies a tus propias voluntades y tomes las preclaras y fortísimas armas de la obediencia…», «…así volverás por el trabajo de la obediencia a Aquel de quien te habías alejado por la desidia de la desobediencia» (Regla, Prólogo).
Dentro de la Iglesia, y últimamente desde algunas de sus más altas esferas, «soplan vientos nuevos» que no son del Espíritu Santo. El mismísimo cardenal prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, entre otros, ha criticado la pretensión utópica de hacer cambios de fondo en la práctica pastoral sin por ello afectar la doctrina católica sobre la familia. Sin juzgar sus intenciones, que presumo las mejores, y con la tristeza de tener que mencionarlos por nombre, ya que son de público conocimiento, el cardenal Kasper y la revista jesuita Civiltà Cattolica son activos propulsores que lideran esta confusión. Lo que antes estaba prohibido como una grave desobediencia contra la ley de Dios ahora podría quedar bendecido en nombre de su misericordia. Justifican lo injustificable por medio de sutiles interpretaciones de textos y hechos históricos. Pero los que realmente conocen de estas materias han reducido a polvo estos sofismas. No olvidemos lo que nos aseguró el Señor: «El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán» (Mateo 24:35).
"No nos dejemos engañar ni apartar de la fe
 y de la práctica moral que Jesucristo nos
 enseñó... 
El mundo nos perseguirá, incluso
 invocando falsamente el nombre de Dios".
Aprovechemos la extraordinaria oportunidad que nos ofrece el Sínodo para reafirmar de modo positivo lo que la Iglesia siempre y en todas partes ha creído sobre la familia y ha puesto en práctica en su disciplina. Esto nos exige, al mismo tiempo, defender la verdad frente a los que están dividiendo y confundiendo al Pueblo de Dios. La situación es gravísima y no soy yo el primero en advertir que desgraciadamente estamos frente al peligro de un gran cisma. Exactamente lo que el Señor y su Santísima Madre nos han prevenido en apariciones reconocidas y aprobadas por la autoridad de la Iglesia.
Frente a los que están queriendo «dibujar» consensos y manipular estadísticas, como si el Pueblo de Dios estuviera pidiendo lo que en realidad se le quiere gravar por la fuerza de una autoridad abusiva, recordemos que la Iglesia no vive ni se define a partir de las opiniones de los hombres y el cambio de los tiempos sino de toda palabra que sale de la boca de Dios. La historia de cómo se terminó imponiendo a todo un pueblo católico el cisma de la Iglesia de Inglaterra, junto con el testimonio martirial de san Juan Fischer y santo Tomás Moro, son una lección que hoy vale mucho profundizar.
Roguemos por el Papa, por los Cardenales y los Obispos, para que todos estemos dispuestos incluso a derramar la sangre en la defensa y promoción de la familia contra las tormentas del engaño y la idolatría de la libertad sexual del hombre frente a Dios. No nos dejemos engañar ni apartar de la fe y de la práctica moral que Jesucristo nos enseñó. Sabemos que el mundo odió a nuestro Señor. El servidor no puede ser más que su amo. El mundo nos perseguirá, incluso invocando falsamente el nombre de Dios. Y a los eclesiásticos que hablen como el mundo quiere, los aplaudirá y los amará, «porque son de los suyos», no de Dios.

 MONSEÑOR ROGELIO LIVIERES, OBISPO DE LA IGLESIA CATÓLICA
Fuente: Rogelioliveres.info.

04 octubre 2014

Mensaje del 2 de Octubre del 2014

Queridos hijos, con amor maternal les ruego: ¡ámense unos a otros!

Que en sus corazones, como mi Hijo lo ha querido desde el inicio, esté en primer lugar el amor al Padre Celestial y hacia el prójimo, por encima de todo lo que hay en esta tierra.

Queridos hijos míos, ¿no reconocen los signos de los tiempos? ¿No reconocen que todo lo que hay en torno a ustedes, todo lo que está ocurriendo, es porque no hay amor?

Comprendan que la salvación está en los verdaderos valores. Acepten el poder del Padre Celestial, ámenlo y hónrenlo. Caminen tras las huellas de mi Hijo.

    Ustedes, hijos míos, mis queridos apóstoles, ustedes no dejan de reunirse siempre entorno a mí porque tienen sed. Están sedientos de paz, de amor y de felicidad. ¡Beban de mis manos! Mis manos les ofrecen a mi Hijo, que es Manantial de agua pura.  Él les reavivará la fe y purificará sus corazones, porque mi Hijo ama a los corazones puros y los corazones puros aman a mi Hijo. Sólo los corazones puros son humildes y poseen fe firme.

¡Corazones así les pido yo, hijos míos! Mi Hijo me dijo que yo soy la Madre de todo el mundo. A ustedes que me han aceptado como tal les ruego que me ayuden con su vida, oración y sacrificio para que todos mis hijos me acojan como Madre; para que pueda yo conducirlos al Manantial de agua pura.

¡Gracias! Queridos hijos míos, mientras sus pastores les ofrecen el Cuerpo de mi Hijo, con sus manos bendecidas, en sus corazones den siempre gracias a mi Hijo por su sacrificio y por los pastores que no deja de darles.


http://www.mensajerosdelareinadelapaz.org/

16 septiembre 2014

¿Piensas en tu destino final? : adaptación "La carta enviada desde el infierno" basada en un caso real

Click para descargar
Click para descargar el libro
Esta historia esta basada en los escritos de una religiosa alemana que en verdad tuvo esta experiencia.
 
La existencia del infierno es dogma de fe.
Seguramente, el más terrible de todos.

Tiene su fundamento en las Sagradas Escrituras.

Cita del Evangelio…  «E irán éstos a un castigo eterno, y los justos a una vida eterna.”

Mateo 25, 46

Descargar en PDF

“Nos preocupamos mucho de nuestro futuro inmediato: seguro de accidentes, de enfermedad, de vejez.

Y nos olvidamos de nuestro futuro definitivo: la vida eterna. La póliza de este seguro son las buenas obras.

Nos preocupamos de mantener la salud, la buena presencia física, el capital, etc. Por conservar o mejorar todo esto hacemos esfuerzos, sacrificios y gastamos dinero. ¿Y abandonamos la salvación del alma?

Si la perdemos, lo hemos perdido todo y para siempre.
Si la salvamos, nos hemos salvado para siempre.

Nos lo jugamos todo a una sola carta, pues sólo se muere una vez.
No hay segunda oportunidad. Todo a cara y cruz.
No hay término medio entre salvarse y condenarse.
O cielo o infierno.

Y esto... para toda la eternidad.”

P. Jorge Loring


Narración muy importante para hacernos reflexionar en la existencia del infierno, la acción del maligno y concientizarnos sobre nuestro destino final.

Descargarla en PDF



Mensaje del 2 de septiembre de 2014

“Queridos hijos, yo su Madre, vengo de nuevo entre ustedes del amor que no tiene fin, del amor infinito, del infinito Padre Celestial.

Y, mientras miro en sus corazones, veo que muchos de ustedes me acogen como Madre y, con un corazón sincero y puro, desean ser mis apóstoles.

Pero, yo también soy Madre de ustedes que no me acogen y, en la dureza de su corazón, no desean conocer el amor de mi Hijo.

No saben cuánto mi Corazón sufre y cuánto yo oro a mi Hijo por ustedes. Le pido que sane sus almas porque Él lo puede hacer. Le pido que los ilumine con el milagro del Espíritu Santo, para que dejen de traicionarlo, blasfemar y herir siempre de nuevo.

Oro con todo el Corazón para que comprendan que solamente mi Hijo es la salvación y la luz del mundo. Y ustedes, hijos míos, queridos apóstoles míos, lleven siempre a mi Hijo en el corazón y en los pensamientos.

De esta forma lleven ustedes el amor. Todos aquellos que no lo conocen, lo reconocerán en vuestro amor. Yo estoy siempre junto a ustedes.

De una manera especial, yo estoy junto a sus pastores, porque mi Hijo los ha llamado para guiarlos por el camino de la eternidad.

Les doy las gracias, apóstoles míos, por el sacrificio y el amor.”

07 septiembre 2014

El camino de la Purificación: Conversión



Aunque el hombre puede desatender los santos mandamientos durante toda su vida terrena, tendrá que dar cuentas de ello tarde o temprano.

 La más tremenda catástrofe que puede acontecer a un hombre es la muerte imprevista. 

El hombre puede prevenir en el momento presente admitiendo a Dios y obedeciendo sus mandamientos. 

Pero después de la muerte el hombre ya no podrá salvarse a si mismo. 

Aunque ha tenido de toda una vida para aprovechar del amor y de los dones de Dios, ahora se enfrenta ya a su justicia.
  
La justicia divina le recompensará a como ha sido su vida en la tierra, y así irá al cielo o al infierno.

Un hombre espiritual es aquel que busca hacer el mejor uso posible del breve tiempo de nuestra vida en la tierra. Busca vivir de manera tal que nunca sacrifica el éxito definitivo por un éxito más pequeño y menos importante. 

Pone en primer lugar lo que esta primero. Así intenta seguir la santa voluntad de Dios en todas las cosas.

El primer paso de una vida espiritual consiste en la purificación propia. 
 Aunque la purificación propia es tarea para toda la vida, quién esta en este periodo de la vida espiritual hace de ella su meta diaria. 

Lucha por raer de sí todo pecado mortal y aquellas faltas veniales que pueden llevar al pecado mortal. Haciendo esto, echa los cimientos a las virtudes que posteriormente ha de practicar de una manera más positiva y no ya como mera oposición a sus faltas actuales.



Conversión quiere decir vuelta a Dios, que puede ser por la primera vez o bien después de un periodo perezoso y de entrega a medias. En esta primera parte de las reflexiones uno debe de esforzarse por verse a sí mismo como realmente es – débil y egoísta – pero amado por Dios y hecho para la gloria eterna y la felicidad en el cielo. El hombre debe quedar profundamente impresionado con el verdadero fin de esta vida terrena y hacer todo lo posible para que este fin sea el motor de todas sus acciones futuras.
 

Libro primero, Parte Primera El Pan de cada día, Anthony Paone

10 agosto 2014

La alegría de la buena conciencia.

1. La gloria del hombre bueno, es el testimonio de la buena conciencia. Ten buena conciencia, y siempre tendrás alegría. La buena conciencia muchas cosas puede sufrir, y  muy alegre está en las adversidades. La mala conciencia siempre está con inquietud y temor. Suavemente descansarás, si tu corazón no te reprende. No te alegres sino cuando  obrares bien. Los malos nunca tienen alegría verdadera ni sienten paz interior; porque  dice el Señor: No tienen paz los malos. Y si dijeren: En paz estamos, no vendrá mal sobre nosotros: ¿quién se atreverá a ofendernos? No los creas, porque de repente se levantará la ira de Dios, y pararán en nada sus obras, y perecerán sus pensamientos.

2. No es dificultoso el que ama gloriarse en la tribulación; porque gloriarse de esta suerte, es gloriarse en la cruz del Señor. Breve es la gloria que se da y recibe de los hombres. La gloria del mundo siempre va acompañada de tristeza. La gloria de los buenos está en sus conciencias, y no en la boca de los hombres. La alegría de los justos  es de Dios, y en Dios, y su gozo es la verdad. El que desea la verdadera y eterna gloria,  no hace caso de la temporal. Y el que busca la gloria temporal, o no la desprecia de corazón, señal es que ama menos la celestial. Gran quietud de corazón tiene el que no se  le da nada de las alabanzas ni de las afrentas.

3. Fácilmente estará contento y sosegado el que tiene la conciencia limpia. No eres más  santo porque te alaben, ni más vil porque te desprecien. Lo que eres, eso eres; y por más  que te estimen los hombres, no puedes ser, ante Dios, más grande de lo que eres. Si miras lo que eres dentro de ti, no tendrás cuidado de lo que de ti hablen los hombres. El  hombre ve lo de fuera, mas Dios el corazón. El hombre considera las obras, y Dios pesa  las intenciones. Hacer siempre bien, y tenerse en poco, señal es de un alma humilde. No  querer consolación de criatura alguna, señal de gran pureza y de cordial confianza.

4. El que no busca la aprobación de los hombres, claramente muestra que se entregó del  todo a Dios. Porque dice San Pablo: No el que se alaba a sí mismo es aprobado, sino el  que Dios alaba. Andar en lo interior con Dios, y no embarazarse de fuera con alguna aflicción, estado es de varón espiritual.

Imitación de Cristo. Capítulo VI: La alegría de la buena conciencia.

07 agosto 2014

Mensaje del 2 de agosto de 2014



“¡Queridos hijos! La razón por la que estoy entre vosotros, mi misión, es ayudaros a que venza el Bien, aunque a vosotros ahora eso no os parece posible. 

Sé que muchas cosas no las comprendéis, como tampoco yo comprendía todo, todo lo que mi Hijo me enseñaba mientras crecía junto a mí, pero yo creí en Él y lo seguí. Eso mismo os pido a vosotros, que creáis en mí y que me sigáis. 

Pero, hijos míos, seguirme a mí significa amar a mi Hijo por encima de todo, amarlo en cada ser humano, sin distinción. Para que podáis hacerlo, os invito nuevamente a la renuncia, a la oración y al ayuno. 

Os invito a que la vida de vuestra alma sea la Eucaristía. Os invito a ser mis apóstoles de luz, que en el mundo difundiréis el amor y la misericordia. Hijos míos, vuestra vida es solo un abrir y cerrar de ojos hacia la vida eterna. Y cuando vosotros lleguéis ante mi Hijo, Él verá en vuestros corazones cuánto amor habéis tenido. 

Para que podáis difundir de la mejor manera el amor, yo le pido a mi Hijo que, a través del amor, os conceda la unión por medio de Él, la unidad entre vosotros, la unidad entre vosotros y vuestros pastores. Mi Hijo siempre se da de nuevo por medio de ellos y renueva vuestra alma. Eso no lo olvidéis. 

¡Os doy las gracias!"

http://www.virgendemedjugorje.org/
 

28 julio 2014

Mensaje del 25 de julio de 2014


“Queridos hijos, ustedes no son conscientes de las gracias que viven en este tiempo, en que el Altísimo les da señales para que se abran y se conviertan. 

Regresen a Dios y a la oración, y que en sus corazones, familias y comunidades reine la oración, para que el Espíritu Santo los guíe y los anime a estar cada día más abiertos a la voluntad de Dios y a Su plan para cada uno de ustedes. 

Yo estoy con ustedes, y con los santos y los ángeles intercedo por ustedes. 

¡Gracias por haber respondido a mi llamada!”

05 julio 2014

Mensaje del 2 de julio de 2014


      “Queridos hijos, yo, Madre de los aquí reunidos, y Madre del mundo entero, os bendigo con la bendición maternal y os invito a emprender el camino de la humildad. 

Ese camino conduce al conocimiento del amor de mi Hijo. Mi Hijo es omnipotente. Él está en todo. Si vosotros, hijos míos, no conocéis eso, entonces la oscuridad reina en vuestra alma –la ceguera. 

Solamente la humildad os puede sanar. Hijos míos, yo siempre he vivido humilde y valientemente, y en la esperanza. Yo sabía, y había comprendido que Dios está en nosotros y nosotros en Dios. 

Eso mismo pido de vosotros. Deseo que todos vosotros estéis conmigo en la eternidad, porque vosotros sois parte de mí. 

En vuestro camino, yo os ayudaré. Mi amor os envolverá como un manto, y hará de vosotros apóstoles de mi luz –la luz de Dios. 

Con el amor que proviene de la humildad, llevaréis la luz donde reina la oscuridad –la ceguera. Llevaréis a mi Hijo, que es la luz del mundo. 

Yo estoy siempre con vuestros pastores, y oro para que siempre sean ejemplo de humildad para vosotros. ¡Os doy las gracias!”

http://www.virgendemedjugorje.org

22 junio 2014

Evangelio de hoy: 22 Junio 2014

Mateo 10, 26-33

«No les tengáis miedo. Pues no hay nada encubierto que no haya de ser descubierto, ni oculto que no haya de saberse. Lo que yo os digo en la oscuridad, decidlo vosotros a la luz; y lo que oís al oído, proclamadlo desde los terrados. 

«Y no temáis a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma; temed más bien a Aquel que puede llevar a la perdición alma y cuerpo en la gehenna. ¿No se venden dos pajarillos por un as? Pues bien, ni uno de ellos caerá en tierra sin el consentimiento de vuestro Padre. En cuanto a vosotros, hasta los cabellos de vuestra cabeza están todos contados. 

No temáis, pues; vosotros valéis más que muchos pajarillos. «Por todo aquel que se declare por mí ante los hombres, yo también me declararé por él ante mi Padre que está en los cielos; pero a quien me niegue ante los hombres, le negaré yo también ante mi Padre que está en los cielos."

03 junio 2014

Mensaje desde Medjugorje JUNIO 2 2014 ( con comentario del mensaje)


Mensaje del 2 de junio de 2014

“Queridos hijos, os llamo a todos y os acepto como hijos mios. Oro para que vosotros me aceptéis y me améis como Madre. Os he unido a todos vosotros en mi Corazón, he descendido entre vosotros y os bendigo. 

Sé que vosotros deseáis de mí consuelo y esperanza, porque os amo e intercedo por vosotros. Yo os pido a vosotros que os unáis conmigo en mi Hijo y seáis mis apóstoles. Para que podáis hacerlo, os invito de nuevo a amar. No hay amor sin oración -no hay oración sin perdón, porque el amor es oración-, el perdón es amor. 

Hijos míos, Dios os ha creado para amar, amad para poder perdonar. Cada oración que proviene del amor os une a mi Hijo y al Espíritu Santo, y el Espíritu Santo os ilumina y os hace apóstoles míos, apóstoles que todo lo que harán, lo harán en nombre del Señor. 

Ellos orarán con obras y no sólo con palabras, porque aman a mi Hijo y comprenden el camino de la verdad que conduce a la vida eterna. 

Orad por vuestros pastores, para que puedan siempre guiaros con un corazón puro por el camino de la verdad y del amor, por el camino de mi Hijo. 

¡Os doy las gracias!”

http://www.virgendemedjugorje.org/

Actualización:
Comentario al mensaje por el P. Justo Antonio:

          Queridos hijos, a todos ustedes los llamo y los acepto como hijos míos. Oro para que ustedes me acepten y me amen como Madre. A todos ustedes los he unido en mi Corazón, he descendido entre ustedes y los bendigo. Sé que de mí ustedes desean consuelo y esperanza, porque los amo e intercedo por ustedes. 
          La Santísima Virgen nos aceptó en la cruz, cuando nuestro Señor dijo a su Madre: “Mujer, ahí tienes a tu hijo” (Jn 19:26).
          
Jesús es nuestro Salvador, María es quien no permite que nos desviemos y nos conduce a su Hijo. Dios quiere nuestra salvación, pero entre la voluntad de Dios, que es la de la misma Virgen, y nuestra salvación personal media nuestra propia voluntad. Es decir, en nuestra libertad reside también la aceptación de la Madre del Señor como Madre nuestra. Por ello, aunque Ella aceptó ser nuestra Madre y nunca dejará de serlo, la Virgen no nos impone su maternidad. Ella, la Madre siempre fiel y Reina de todo lo creado, en su gran condescendencia nos llama y nos ruega que escuchemos sus llamados de amor y salvación.

          La maternidad de María es de orden sobrenatural y el lugar en el que fuimos engendrados y en el que permanecemos custodiados y amados es su Corazón. Ella viene a nosotros desde siempre y especialmente, de un modo totalmente único, en este tiempo que también es extraordinario. A quienes se pregunten el porqué, basta responder que observen los signos. ¿Estos tiempos no son por ventura de una gran perversión y gran confusión, donde el peligro de perdición es cada vez mayor? ¿No se atisban acaso en todas partes nubarrones oscuros de crisis, de guerras? Por sobre todo, ¿no se ve la apostasía de la fe en cómo se cuestionan los mismos mandamientos y los fundamentos del dogma y cómo se contraría la sana doctrina del Magisterio de siempre? Los peligros acechan por doquier. A la familia se la quiere destruir y de hecho se la destruye pervirtiendo, desde la enseñanza, a los niños y a los jóvenes y eliminando de hecho y de derecho la patria potestad. En todos los frentes es atacada la Ley de Dios.
          Tiempos oscuros son éstos de gran pecado y confusión y de cómplices o cobardes silencios o de cínicos aplausos. Por eso la Madre Santísima desciende hasta esta miserable realidad nuestra y lo hace como nunca antes. En Medjugorje aparece todos los días desde hace ya 33 años. Y nos bendice y trae las gracias de Dios reavivando -por su guía, protección y consuelo- nuestra esperanza. Viene a mostrarnos todo su amor y a asegurarnos de su perenne intercesión ante Dios. 

30 mayo 2014

Mensaje de María Reina de la Paz del 25 de mayo de 2014



   ¡Queridos hijos! 

Oren y sean conscientes de que ustedes sin Dios son polvo. Por lo tanto, dirijan sus pensamientos y su corazón a Dios y a la oración. Confíen en Su amor. 

En el Espíritu de Dios, hijitos, están todos ustedes invitados a ser testigos. Ustedes son preciosos y yo los invito, hijitos, a la santidad, a la vida eterna. 

Por lo tanto, sean conscientes de que esta vida es pasajera. Yo los amo y los invito a una vida nueva de conversión. 

Gracias por haber respondido a mi llamado.


03 mayo 2014

Mensaje del 2 de mayo de 2014

"Queridos hijos, Yo, vuestra Madre,  estoy con vosotros por vuestro bien, por vuestras necesidades y para vuestro conocimiento personal.  

El Padre celestial os ha dado la libertad de decidir por vosotros mismos,  y de conocer por vosotros mismos. 

Yo deseo ayudaros.  Deseo ser vuestra Madre, Maestra de la Verdad, para que con la simplicidad de un corazón abierto, conozcáis la inconmensurable pureza y la luz que proviene de ella y que disipa las tinieblas, la luz que trae esperanza.  

Yo, hijos míos, comprendo vuestros dolores y sufrimientos. ¿Quién mejor que una Madre los podría comprender?  

¿Y vosotros, hijos míos?  Es pequeño el número de aquellos que me comprenden y que me siguen.  Grande es el número de los extraviados, de aquellos que no han conocido aún la verdad en mi Hijo.  

Por lo tanto, apóstoles míos, orad y actuad.  Llevad la luz y no perdáis la esperanza.  
 Yo estoy con vosotros.  De manera particular estoy con vuestros pastores:  los amo y los protejo con un Corazón materno, porque ellos os conducen al Paraíso que Mi Hijo os ha prometido.  

¡Os doy las gracias!"





  http://www.virgendemedjugorje.org

26 abril 2014

Fiesta de la Divina Misericordia: Domingo 27 de Abril 2014


Pocas personas estan consientes del regalo tan grande nos da Nuestro Señor Jesucristo el día de la Fiesta de la Divina Misericordia,

 Avisemos a personas cercanas a nosotros de esta gran oportunidad y gracia el próximo Domingo 27 de Abril 2014

"Es como si fuera un segundo bautismo", nos explica el P. Ignacy Rozycki, doctor en Teología Dogmática, nombrado por el Papa Juan Pablo II para examinar las revelaciones a Santa Faustina, en un análisis que fue aprobado por Juan Pablo II y la Congregación para la doctrina de la fe:

"La muerte de Jesús en la cruz fue para el perdón de nuestros pecados y los pecados de todo el mundo. En el mensaje de la Divina Misericordia revelada a Santa Faustina, Jesús pide que a las 3 de la tarde nos sumerjamos en su Pasión. San Juan Bautista sumergía a las personas en el agua porque es un símbolo de purificación. A través de Su muerte en la cruz, Jesús limpia a las almas con el agua que fluyó de su costado, y luego les dá al alma vida nueva con la sangre que brotó de su cuerpo sagrado.

¿Qué sucede en la Fiesta de la Misericordia? que Él hace esta gracia extraordinaria disposición de los pecadores, una vez más, y nuestras almas pueden ser purificadas y renovadas, se nos da una nueva vida, un nuevo comienzo. En este día Jesús te permite estar al pie de la Cruz. Él te está haciendo presente en el momento en que Él expiró, ya que fue en ese momento que la Misericordia Divina fue ganada para el mundo.


Dimas fue el primero en beneficiarse de esta victoria sobre la muerte, porque fue entonces cuando el Padre dió a Jesús el poder de la Divina Misericordia. El P. Ignacy Rozycki, doctor en Teología Dogmática nombrado por el Papa Juan Pablo II para examinar las revelaciones a Santa Faustina, llegó a la conclusión de que la gracia extraordinaria dada por Jesús en la Fiesta de la Misericordia es un don de la gracia sólo igualada por la del Santo Bautismo .


Esto significa que en este día su alma puede llegar a ser tan pura como el día de su bautismo. Esto significa que usted está comenzando su vida de nuevo y usted sólo tiene que preocuparse por los pecados que cometeremos en el futuro, tus pecados del pasado ya no existen. No importa qué pecado ha cometido en tu vida el pasado usted consigue la remisión completa, (perdón) de todos los pecados del pasado, sin tiempo en el Purgatorio*

Ya que nuestro Señor dijo a Santa Faustina que perdonará la pena merecida por los pecados ya confesados:

 "Pide a Mi siervo fiel que en aquel día hable al mundo entero de esta gran misericordia Mía; que quien se acerque ese día a la Fuente de Vida, recibirá el perdón total de las culpas y de las penas..." (Diario 300)

"Así que en la Fiesta de la Misericordia, nos ha llevado a la colina del Calvario, y nosotros, como Dimas, somos escuchados por Jesús, Él está ahí con nosotros en ese día nos limpia con el agua que fluyó de su costado, lo que ocurre cuando lleguemos a la confesión, el sacramento de la reconciliación, y entonces estamos comenzando una nueva vida por la transfusión de su sangre divina que recibimos en la Sagrada Comunión, en Su presencia.

Por lo tanto, nos sumerge en este día en el agua bendita y Su Sangre Divina. Nuestra presencia en la Fiesta de la Misericordia también está dando testimonio de nuestra fe, nuestra creencia en por qué Jesús murió en la cruz. En la Fiesta de la Misericordia, nuestras almas se están elogiando al Padre, por el Hijo, Jesucristo.

"Este día estarás conmigo en el paraíso"

El regalo que usted recibe en la Fiesta de la Misericordia es la que ha dado a Dimas, si usted muriera al día siguiente, iría directamente a su presencia en el Paraíso. Porque en la Fiesta de la Misericordia, su vida pasada es perdonada, no hay nada por lo que usted será juzgado.

Nosotros debemos, por supuesto, ser conscientes de que la Fiesta de la Misericordia implica un extraordinario acto de perdón, y así nosotros debemos perdonar a los demás, ya que uno de nuestros fracasos como seres humanos es no querer perdonar a nuestro projimo, pero sí esperamos ser perdonados por los errores que hemos hecho en la vida.

Si afirmamos estar sin pecado en este día, entonces debemos perdonar a todos los que nos han ofendido en nuestras vidas, no importa lo mal que nos trataron. En este día debe entregar a Jesús y dejar que El se encargue de ese mal que nos hicieron.

Nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros, si nosotros no perdonamos a todos los demás en este día. Antes de la confesión piense en los nombres de los que ha tenido una queja y pida al Señor que quite toda la amargura de su alma.

Esto es importante. Si confesamos nuestros pecados, debe incluir confesar la amargura en contra de los demás. Al ir a la comunión en el día de hoy estamos afirmando que no tenemos pecado en nuestra alma, no vaya si no ha perdonado a todos los que le han ofendido en su vida, si hay algo que no ha confesado, ir a la comunión, sería un gran error, porque entonces en vez de recibir la gracia de Dios que recibiría la ira de Dios.

No es justo decir, yo puedo ser perdonado de mis pecados, pero los que me han ofendido no deben ser perdonados. En la Fiesta de la Misericordia, debemos perdonar a nuestros enemigos y orar por ellos, así como pedimos perdón por los pecados que hemos cometido.

Si lo hacemos bien, en preparación para este gran don de la misericordia, el amor de Dios nos abraza y nos concede la gracia que Él nos ha prometido en esta ocasión extraordinaria, la Fiesta de la Misericordia.

Este análisis por P. Ignacy Rozycki, doctor en Teología Dogmática fue aprobado por Juan Pablo II y la Congregación para la fe."*

Para recibir esta gran gracia debemos:


Confesarnos y recibir la sagrada Eucaristía en el día. Si la confesión no está disponible en ese día, debe ser lo más cerca posible del día. Santa Faustina lo hizo en el sábado antes de la Fiesta. La comunión, como siempre, debe recibirse dignamente y debe acompañarse por la Confianza completa en la Misericordia Divina. (II.138) (III.1109)

Aquí puede descargar gratuitamente una hoja para imprimir Guía para exámen de conciencia y ayuda para hacer una buena confesión.                (aquí para confesión para niños)


Preparación personal para esta fiesta
  • Hacer la Novena
  • Confesarnos antes o en el día de la Fiesta
  • Hacer actos de misericordia.
Nosotros debemos ser misericordiosos con otros en nuestras palabras, hechos y oraciones.
La palabra misericordiosa - Perdonando y consolando a los demás
La obra misericordiosa - Cualquiera de las obras corporales de misericordia
La oración misericordiosa – Orar y rezar para pedir Misericordia para el mundo

* Este post esta basado en el escrito "Un segundo bautismo" 
escrito por el P. Ignacy Rozycki, en la web DivineMercy.org

Mensaje de Ntra. Señora Reina de la Paz del 25 de Abril 2014:

 
“Queridos hijos, abran sus corazones a la gracia que Dios les da a través de mí como una flor que se abre a los cálidos rayos del sol.

Sean oración y amor para todos aquellos que están lejos de Dios y de Su amor.

Yo estoy con ustedes intercedo por todos ante mi Hijo Jesús y los amo con un amor inconmensurable.



 Gracias por haber respondido a mi llamada”.

http://www.virgendemedjugorje.org/

Retiros católicos en México: WWWW. EVANGELIZARTE.ORG

 Web donde aparecen lugares donde se ofrecen retiros de espiritualidad católica:

"Aquí encontraras una lista de casas para hacer retiros católicos, si sabes de alguna que no este en la lista mándanos los datos y nosotros la incluiremos."


http://www.evangelizarte.org/casas__de_retiro.html

20 abril 2014

Meditación de Domingo de Resurrección



1. Resucitó al tercer día, según las Escrituras (1 Cor., 15) A las cosas tristes se siguen las alegres. Así parece que lo dispuso Dios, que por asperezas se llegase al lugar del deleite. 

Jesucristo envío delante de la gloria de su resurrección treinta y tres años de penosa vida, y tres días de acerbísima Pasión. 

– Así pues, has de ir tu también a la gloria. Si con El mueres, con El vivirás.

2. Yo dormí y tuve un profundo sueño, y me levante (Salmo 3). Reúnese el alma de Cristo al cuerpo, para que el que había sido su compañero de la Pasión lo fuese también de la resurrección. 

En un momento desaparecen los cardenales y heridas; síguense la hermosura y la gracia; más ¿con qué gozo tan incomparable, así del cuerpo como del alma? ¿Con que afectos de amor, de agradecimiento, de parabienes, etc., de los Padres sacados del limbo? 

– Llegate a Cristo con otros tales, y para que tu gozo sea colmado, únete como miembro del cuerpo de Cristo a su alma por medio del amor.

3. Como Cristo resucitó de entre los muertos por la gloria del Padre, así hemos de andar nosotros en la vida nueva (Rom., 6) - Cogerás el fruto de la resurrección de Cristo si tomares una nueva vida; pero no entraras en vida tal si no matas al hombre viejo. 

Así como no hay entrada en la vida eterna sino por la muerte natural, así no la tendrás a una nueva y perfecta vida si con el espíritu no mortificas las obras de la carne.

Fuente: P. Nicolás Avancini, S.J. Meditaciones para todos los días del año, sobre la Vida y Doctrina de Jesucristo. Sacadas de los cuatro evangelios. Editorial Apostolado de la Prensa. Madrid 1957.

18 abril 2014

Viernes santo: inicia la Novena a la Divina Misericordia


Nuestro Señor le pidió a Santa Faustina que iniciara una novena el día Viernes Santo, y terminando el día anterior al día de la Fiesta de la Misericordia.
Sor Faustina escribió en su Diario: "El Señor me pidió que rezara este rosario (la coronilla) durante los nueve días que preceden a la Fiesta de la Misericordia, comenzando el día de Viernes Santo. Entonces, me dijo: Por esta novena concederé todas las gracias posibles a las almas (11, 197). También se puede hacer esta novena en otros momentos y por cualquier necesidad.

Palabras de Nuestro Señor que Sor Faustina tomó por escrito:
"Deseo que durante estos nueve días encamines almas hasta el manantial de Mi misericordia, para que encuentren allí la fortaleza, el refugio y toda aquella gracia que necesiten en las penalidades de la vida, y especialmente en la hora de la muerte. 

Cada día traerás a Mi corazón un grupo de almas diferentes y las sumergirás en el océano de Mi misericordia y Yo conduciré todas esas almas a la mansión de Mi Padre... 

Todos los días implorarás a Mi Padre gracias para esas almas en atención a los méritos de mi amarga Pasión". (1209)

"Yo (Sor Faustina) contesté: Jesús, no sé cómo hacer esta novena y qué almas traer al abrigo de Tu Compasivo Corazón. Jesús contestó que El me haría saber qué almas encaminar hasta su corazón cada día. (Diario HI, pp. 57-65)

Baja gratis la novena en PDF para imprimir

Hay oraciones para cada día Y luego se reza la coronilla de la Divina Misericordia.

Aquí para bajar Coronilla para imprimir

Meditación de Viernes santo: Contemplación de Cristo crucificado

Contemplación de Cristo crucificado

1. ¡Oh vosotros todos los que pasáis por el camino, atended y reparar si hay dolor semejante al mío! (Tren.,1)

Considera los tormentos de Cristo

1º. En el cuerpo: Rompieron mis manos y mis pies, contaron todos mis huesos (Ps.,25). Desde la planta del pie hasta lo más alto de la cabeza no hay en Él sanidad (Is.,1).

2º. En el alma, por el desprecio que hicieron de Él: Fui hecho risa del pueblo, y su canción vulgar todo el día (Tren.,3) Por la infamia de la cruz en compañía de ladrones, como dijo Isaías (53): Fue reputado uno con los facinerosos.

Por la falta de quien se compadeciese de Él y le consolase, como anunciaron los profetas: No hay de todos sus amados ni uno que le consuele. Todos sus amigos le despreciaron y se le convirtieron en enemigos, dijo Jeremías (Tren.,1); y David (Ps.,68): Aguardé a quien se contristase conmigo y no hubo alguno; quien me consolase, y no le hallé.

Por la ingratitud de los hombres y corto fruto de su Pasión, como se quejó por Isaías (5). ¿Qué es lo que debía hacer más por mi viña, y no lo hice? Aguarde a que me diese uvas, y me dió solo agraces; y por David (Ps.,29): ¿Qué utilidad saco de mi sangre?



2. ¿Qué quiere decir estas llagas en medio de tus manos? (Zacar., 13) Pregúntale esto a tu Jesús, oye que te responde: Con éstas fui llagado en casa de los que me amaban.

Reconoce este infinito amor por lo que dice San Agustín (1): “Repara la cabeza inclinada para darte ósculo de paz y de amor, el corazón abierto para amarte, los brazos extendidos para abrazarte, todo el cuerpo puesto patente para redimirte.

Considerad qué cosas tan grandiosas son éstas; pesadlas en la balanza de vuestros corazones, y todo se clave en ellos el que por vosotros se fijó en la cruz. Verdaderamente nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros” (Efes.,5). Imagina que a ti mismo se te pregunta aquello: Pedro, ¿me amas tú? Y di con prontitud: Tú Señor, sabes que te amo.



3. Por todos murió Cristo, para que los que viven ya no vivan para sí, sino para Aquel que murió por ellos (2 Cor.,5)

Este fruto has de sacar de la muerte de Cristo: No vivir para ti ni emplear acción alguna de tu vida en buscar comodidad, gusto ni honra alguna. A ti te le debes todo, y todas tus cosas: No sois vuestros, porque habéis sido comprados con precio grande (1 Cor., 6).  

¿Qué retornaré, pues, al Señor, por todas las cosas que me dio? (Ps.,115), dice San Bernardo (2): “En la primera obra me dio a mí mismo; en la segunda, a sí; y cuando se me dio, me volvió a darme a mí mismo a mí. Por dado y vuelto a dar, me le debo a mí, y dos veces. ¿Qué le daré a Dios por habérseme dado a sí?

 Fuente: P. Nicolás Avancini, S.J. Meditaciones para todos los días del año, sobre la Vida y Doctrina de Jesucristo. Sacadas de los cuatro evangelios. Editorial Apostolado de la Prensa.

Recent Posts

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...